Un libro como memorial delante de él…

Hola. Bendiciones. Malaquías 3:16-18
"...Y fue escrito un libro como memorial delante de él, para los que temen a Jehova, y para los que toman en cuenta su nombre. ..."
Tenemos la Biblia, el libro más grande que el mundo ha conocido. El texto habla del "libro memorial de Dios". Él nos recuerda. Esto nos alienta, ¿no es verdad? Tiene un historial del amor de uno por la iglesia. De la asistencia fiel. Del trabajo. Del dar. De la oración. Del amor por la familia de Dios que uno tiene es conocido por el Señor. Una historia de esto se ve en Hechos 9 acerca de Dorcas y Hechos 10 acerca de Cornelio.
Dice la Biblia en Mateo 25:21-23 "Su señor le dijo: ‘Bien, buen sirvo y fiel."
1. Fiel con los talentos, 2. Con la familia, 3. Con la iglesia, 4. Con dolor y enfermedad, 5. Con la partida al hogar.
Hoy quiero hablarles de un consiervo que partió hace un año de este mundo.
Quiero ser sincero y a pesar del tiempo transcurrido siento una mezcla de tristeza y gozo. Por un lado, la tristeza de saber que ya no está entre nosotros, con sus palabras de consejo, apoyo, sus mensajes frescos con Palabra de Dios para nuestras vidas. Pero también sumo gozo, porque un General del Ejército del Señor alcanzó la meta, llegó a la Presencia de Jesucristo, a quien amó y sirvió durante toda su vida, y lo ha recibido en sus brazos de amor eterno. También siento gozo porque tengo la esperanza de que un día me reencontrare con él, en la Presencia del Señor.
En estos momentos recuerdo unas palabras del mismo Gerson Amat, (para aquellos que no saben Gerson Amat fue biblista, teólogo, ecumenista y pastor. Tenía 62 años. Hijo de pastor protestante, hecho que, sin duda, marcó la dirección que tomaría su vida), que hoy cobran un sentido más que especial, casi premonitorio. Tienen que ver con un sermón al que tituló “testigos de la alegría”, y que en su conclusión se podían leer las siguientes palabras: “Yo he terminado. Donde yo acabo, vosotros podéis empezar. O seguir. Podéis ponerle a la alegría música y coreografía. Podéis alabar a Dios por lo que ha hecho y hace por nosotros. Podéis vivir la alegría de Dios compartiendo vuestras vidas en comunidades vivas que despierten la admiración. Podéis dedicar vuestras vidas a invitar a todos a sumarse a la fiesta. ¡Porque Cristo ha resucitado!” Hoy quiero hablar de Jorge Alberto Catacata. Estoy convencido que este Hermoso Hombre de Dios está descansando en la manos del Dios en quién creyó y confió hasta el último momento. Uds. saben que sería ridículo llorar por el, si el está mejor que nosotros, pero lloramos, talvez con un poco de egoísmo por que ya no está con nosotros. Lo queremos con nosotros. Entre nosotros, y de verdad que estamos llorando por nosotros. Cuando pasa algo como esto, como lo de Jorge Alberto o de algún pariente tuyo, por que la verdad que todos en algún momento pasamos por esto. Por que todos hemos pasado por esto en nuestra familia, nos hacemos muchas preguntas. Yo a veces, por ejemplo hablaba con otros Pastores y les decía: miren, les voy a decir algo tonto, pero como no es la primera vez que digo algo tonto, ni va a ser la última, verdad. O mejor, les voy a preguntar algo que parece tonto, pero no es la primera pregunta tonta que hago, ni la última, así que se la voy a hacer. Pero a veces cuando pasa esto que es un misterio, y por que la vida es un misterio, y la muerte es un misterio, nosotros queremos despejar o aclarar el misterio. Y a veces eso es un poco bobo de parte nuestra querer hacer estas preguntas, pero es mas bobo de parte nuestra tratar de contestarlas. Y cuando viene algo así aparece el Teólogo que todo lo quiere explicar con su teología mientras que el corazón de la persona esta partido y lo ultimo que quiere es una teología. Quiere un consuelo. Pero, por otro lado, con que los consolamos, por que no hay palabras que nos regresen a Jorge Alberto. No hay palabras que a mi me hagan regresar el cariño, el afecto, el abrazo de este bello hombre que Dios que alguna vez me regaló hace ya muchos años. Que si murió joven, no, murió a los 88 años, pero Jesús murió mucho mas joven todavía. El autor de la vida eterna se hizo hombre y vivió 33 años. El autor de la vida eterna que dijo que 120 años serán los días del hombre desde Génesis, viene a morir a los 33. Pero vive eternamente. Yo me imagino que si era el Hijo de Dios, y murió así y resucitó así, pero por que murió tan joven? Por que no se esperó los 120 años? Por que no estuvo mas con nosotros? Y empezaríamos nosotros a hacernos un sinfín de preguntas que no van a tener respuestas y que generan especulaciones. Mire, se lo voy a decir así, pero tengan en cuenta que este es el Espíritu clásico de algunas personas: Le preguntan una vez a Jesús: mirá esta mujer que quedó viuda y se casó otra vez y volvió a quedar viuda y se casó otra vez, y ya iba como por 7 maridos, cuando venga el Reino de los Cielos, mujer de cual de los siete será? Por que uno siempre quiere sacarse las dudas y decimos ante esto, vaya, y con cual será?, con cuál va a estar?. Y Jesús les dice: No, Uds. ignoran el poder de Dios y de las escrituras. En el Reino no se darán en casamiento. Ah, y es ahí donde empezamos nuestro recorrido por los 7 y tratamos de sacar conclusiones de algo que ni conocemos. Decimos o concluimos con cosas como esta: el 3 era malísimo, el 5 no lo ayudaba, el 7 era vago, etc. Y muchas veces queremos buscar algo que no se nos ha perdido. Y en el buscar ese algo, podemos faltarle el respeto a alguien. Dice la Biblia en el Salmo 116:15: Estimada es a los ojos del Señor la muerte de sus santos. Este parece un verso un poco raro. ¿Por qué sería la muerte preciosa para Dios? Yo no escarbo mucho en la muerte de David, de Saúl, de Sansón. Simplemente pasa. La palabra dice en Eclesiastés Cáp. 3 algo que es importante. Nos dice que aprendamos a manejar los tiempos. Dice así 3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. 3:3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; 3:4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; 3:5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; 3:6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; 3:7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; 3:8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz. Todo lo que se quiere tiene su tiempo. Todo. A veces nosotros no queremos perder nunca. Estas en el negocio y te tocó perder algo, bueno es el tiempo de perder. Ya vendrá el tiempo de recuperarte. Por que para todo hay tiempo. Hay tiempo de ganar, y tiempo de perder. Hay tiempo de perder y hay tiempo de gastar lo ganado. Yo recuerdo que una vez entrando al país por la aduana, en a fila de la Aduana, antes que yo había un matrimonio, y el Aduanero le preguntó a el, a que se dedicaba? Y el le respondió: Tengo 2 profesiones. Soy Arquitecto y Profesor Universitario. Y luego le preguntaron a su esposa lo mismo: Y Ud. señora a que se dedica? Y ella respondió: Yo me dedico a gastar el dinero de él. Y el aduanero se empezó a reír. Primera mujer honesta que cruza la frontera, dijo. Y el agregó: Por que a veces yo tengo tiempo de trabajar y por ende de ganar y puedo hacer un poquito de tiempo para que mi mujer gaste. Todos usan su tiempo y mi esposa, es especialista en manejar el de ella, concluyó. Entonces hay tiempo de abrasarse y tiempo de no hacerlo. Tiempo de visitarse y tiempo de no hacerlo. A mi me pasa mucho y yo quiero contarles lo siguiente en este momento. Debido a que viajo por muchos lados, uno no cambia. Los que cambian son Uds. con uno. En distintos lugares la gente se arrima y me pide oración. Uds. han cambiado por que me piden oración. Yo no he cambiado por que siempre lo hago. Uds. saben que la fama no lo cambia a uno. Los cambia a Ustedes. Capaz que tu jugador deportivo no ha cambiado, pero si vos lo ves en la calle, le pedís autógrafo, lo saludas o lo palmeas. El no cambió. Vos has cambiado. Miren, una vez estando yo en Miami, en el hotel conseguí que alguien me filmara en el hotel. Pueden creer que la gente primero miraba, luego me seguía, y hasta que alguien se animó y me pidió un autógrafo. Pueden creer. Yo solo caminaba. Yo no había cambiado, pero la gente sí. Luego todos preguntaban quien era, de donde era, y otros no perdía tiempo en eso. Solo querían el autógrafo. Esa gente me miraba como lo que no soy. Me piden lo que no tengo. No se si entienden. Hay tiempo para todo. Un tiempo para abrazar y un tiempo para abstenerse de hacerlo. Por que hay tiempo para…. Y tiempo para no…… Y tenes que hacer el tiempo para todo. Vamos a ver ver el verso 2, que no lo vimos hace rato. Lo salteamos. 3:2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; Todos tenemos que hacer tiempo para todo. Vos hiciste tiempo para nacer y todo el mundo fue a verte cuando naciste. También tenemos que hacer tiempo para morir Y fíjense que ironía. Cuantas veces hicimos sanidades por personas y que recibieron milagros. Vemos continuamente por televisión o recibimos comentarios de que tal o cual esta haciendo sanidades y vamos a ver. Pero saben que es lo irónico de esto: que todos en algún momento van o vamos a morir. Por que? Por que hay tiempo de nacer y hay…. Es mas, conozco una mujer que fue sana no se cuantas veces de cáncer, (si, y estoy seguro que algún lector sabe de quién estoy hablando), y capaz que se va a morir de un estornudo. Y no lo digo en burla. Lo digo por que de algo todos morimos y pasamos a la eterna presencia del Señor. Jesucristo dijo: Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí, aunque este muerto vivirá. Te despeja eso parte del enigma?. Hubo un día en que todos oraban por Jorge Alberto. Todos oraban, pero llegó el día en que el Señor dijo: aunque todos oren, EL ES MIO. Algunos habrán dicho: Señor, por que no se fue aquella vieja mala que solo da problemas, y resulta que se tiene que ir quien mas amamos. Es así o no. Hay gente que llega a decir: mejor me hubiera muerto yo antes que el. O cuando se muere algún pariente. O no te pasó cuando murió alguno de tus parientes. Y tu dices, muere el mas bueno que teníamos y no el otro que anda en todas las malas. Esto pasa en serio. Esto es lo que sucede la mayoría de las veces. Miren a Jesucristo. Una de las expresiones mas difíciles para comprender de parte de sus servidores es: cuando les dice LES CONVIENE QUE ME VAYA, (esta en Juan 16:7), y los seguidores le responden: como nos va a convenir que te vayas. Y Jesús les responde: es que si no me voy, no vendrá a Uds. el Consolador de todo. El ESPIRITU SANTO. Hay que entender que hay cosas que vienen a nuestra vida, solo cuando alguien se va. Y las cosas cambian. Y las promesas de Dios hechas al cuerpo de la Iglesia y a la familia Catacata, se habrán de cumplir. Dice Eclesiastés 3:19 Porque lo que sucede (lea bien, por que Salomón fue muy observador y observando escribe así), Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. 3:20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. 3:21 ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra? Bueno, eso si lo explicó Jesús, que el nuestro si sube. No se el del animal, pero el mío seguro. El mismo dijo: en tus manos encomiendo mi Espíritu. 3:22 Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él? Jesús nos abrió los ojos y nos enseñó lo que habría de venir. Nuestra morada celestial. Dijo: El que venciere estará a la diestra mía, como yo he vencido y estoy a la diestra del Padre. Nos abrió los ojos y nos enseñó lo que nos espera. Pero eso no quita que escojamos la mejor parte, para esta tierra. Y Jorge Alberto escogió la mejor parte para esta tierra. Por que si alguien vivió feliz, a pesar de las cargas que el Ministerio tiene y fue feliz a pesar de muchos de los miembros de su Iglesia o de muchos de Uds. es de fue el Pastor JORGE ALBERTO CATACATA. No creo recordar mal, de las pocas veces que lo vi, que no estuviera pensando en alguien. Fue muy especial. Como podría explicar yo de que estaba compuesto Jorge Alberto. De que estaba formado el Pastor Catacata. Era una composición extraña que Dios había dejado acá en la tierra. La verdad que no podríamos descubrir los componentes químicos que lo formaron. Pero me acuerdo que por allá, el soltaba algunas cosas que solo el podía decirlas. Era un predicador que te edificaba mucho. Es muy fácil darse cuenta que Jorge Alberto era buena persona por la manera que su familia lo miraba, o habla de el. Vos, seguramente estas haciendo cosas para ser feliz, que no son necesarias. Tal vez te estas haciendo muchos problemas para ser feliz. Si miramos estos ejemplos como el Jorge Alberto, vemos que la felicidad estaba donde tenía que estar, así la casa estuviera desordenada. Creo que me estas entendiendo. Cuando vos exigís demasiado para ser feliz, estas abriendo la alta posibilidad de ser infeliz. Miren, si alguno quiere copiar algo de un matrimonio de Pastores, eso debe ser la felicidad que tenían, tuvieran o no, si había o no. Siempre felices. Y acá la Palabra dice: ya que todos morimos, ya que igual respira uno que otro, esto es lo que hay que escoger dice: SER FELICES EN EL TRABAJO QUE REALIZAMOS. Y aunque la profesión del Pastor esta calificada como la cuarta profesión mas estresante del mundo, también es la que se dice que es donde las personas son mas felices que nadie. Por que? Por que nos gusta verlos siempre bien a Ustedes. Eclesiastés 8:14 dice: Hay vanidad que se hace sobre la tierra: que hay justos a quienes sucede como si hicieran obras de impíos, y hay impíos a quienes acontece como si hicieran obras de justos. Digo que esto también es vanidad. 8:15 Por tanto, alabé yo la alegría; que no tiene el hombre bien debajo del sol, sino que coma y beba y se alegre; y que esto le quede de su trabajo los días de su vida que Dios le concede debajo del sol. Por que? Por que no importa si eres justo o injusto. Nos pasan las mismas cosas a los dos. Algunos dicen: Señor, si yo diezmo por que me pasa esto? Le pasa a uno o le pasa a otro. No hay que despejar consecuencias, hay que vivir con ellas. Nos pasan cosas. Cosas que no deberían de pasarnos. Por que somos justos. Justificados por la fe. Eres la persona mas correcta que hay y justo a vos te tuvo que pasar lo que no te tenía que pasar. Y dices: pero por que a mi? Mira este caso. En mi familia hay alguno, pero si miras tu familia, verás. Ahora bien, yo puedo testificar del ministerio que Dios me ha dado. Pero que hay del costo. Imagínense todo lo que tuvo que pasar y todo lo que yo tuve que pasar para recién reaccionar. Y ni hablar de las personas que parten. Uno y me incluyo, alguna vez pensamos: por que le pasó esto a ella (mi madre). Por que no le paso a un narcotraficante, a un violador, a alguien que debe y no paga. Por que le pasa eso a alguien que hace lo bueno. Por que les pasa esto a aquellas personas que son buenas. Miren, Salomón dice que eso es vanidad y es un dolor en el corazón de los hombres. Lo he observado. Lo he podido comprobar. Hay gente que es correcta y le pasan las cosas que deberían haberle pasado a los impíos. Y hay gente que vive como impío y le pasa lo correcto. No entiendo. Y como no entiendo, Salomón con toda su sabiduría dice no entiendo y como no entiendo dice: escojan ser felices con lo que hacen acá en la tierra y disfruten su comida. Disfruten su bebida, disfruten su familia y disfruten su trabajo todos los días de su vida. Y esa es tu parte. Jorge Alberto esta en la presencia del Señor a los 88 años de edad. Pero si te puedo decir algo. Yo le decía a Carina algo ayer. No es cuanto vivimos, sino como vivimos. Y la gente quiere hacer todo, para vivir más y no para vivir mejor. Hay gente que se la pasa haciendo ejercicio por que así va a vivir mas, se la pasa haciendo dieta, por que así va a vivir mas, y el tema es que vas a vivir mas, pero vas a vivir mal. Resulta que quiero vivir más años y no arreglo mi matrimonio. Quiero vivir más años, pero no abrazo a mis hijos Quiero vivir más años y quiero tener un buen físico. Quiero vivir más años, pero soy incapaz de darle un beso a mi Padre o a mi Madre. Quiero vivir más años, pero no perdono. Cuanto hace que no abrazas a tu esposa/o, a tu padre o a tu madre y les decís cuánto los querés, o mejor, pedile a Dios que te de sabiduría para aprender a amar. Jorge Alberto nos pudo dar un ejemplo de cómo se vive una larga vida y de cómo se vive una buena vida. Alguien dijo que vivan una buena vida para que cuando mueran los extrañen y no los recuerden. Que la gente nos recuerde, no es lo mismo que la gente nos extrañe. Son los detalles lo que hacen que los extrañemos. Por ejemplo: nadie extraña a Hitler, pero todos sabemos quien es y quien fue. No es lo mismo que la gente te vaya a recordar un día a que la gente te vaya a extrañar. Me imagino las frases que le dijo la familia. Yo a mi mamá que estuvo enferma 6 meses, le dije: Mamá, gracias por la oportunidad de haberte podido amar estos 6 meses, de cambiarte, de atenderte, de cuidarte. Me diste la oportunidad de hacer contigo todo lo que no había hecho antes. Mis padres espirituales, mis Pastores estuvieron conmigo apoyándome. Yo quería que mi mamá tuviera su Santa Cena final y el médico me decía que no podía darle nada, que le haría muy mal. Mi Pastor vino una mañana y le dio su Santa y última cena. Mi Pastor le dijo a mi mamá. No pongas atención a nuestras lágrimas acá en la tierra, lloramos por que te vamos a extrañar. Sabemos que vas a estar en un mejor lugar. En ese momento me dije: Yo si que estoy en la Iglesia correcta. Si esto lo aprendí ahí, estoy en el lugar justo. Yo hoy te digo, pasado el tiempo, si en la tierra hay fiesta por un pecador que se arrepiente, cuanta fiesta habrá por que ellos entraron al Reino de los Cielos. Si pudiera te diría: no te vamos a arruinar la fiesta. Gózala, por que acá nosotros haremos lo correcto, lo que nos enseñaste a hacer. A ganar este mundo para Cristo y a establecer tú Reino. Solo hay una manera de morir en Paz. Saber que vas al Cielo por la sangre de Jesús y que a tus hijos les va a ir bien. Mi mamá, como Jorge Alberto, murió sin que nada los fuera a poner intranquilos. Seguro dijeron: voy a donde está mi Padre, a adorar a mi Salvador y a mis hijos les va a ir bien. Por lo tanto descubro que hay dos cosas por las que vale la pena vivir: La vida eterna y para que otros conozcan la vida eterna y por tu familia. Hebreos 11:20 Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú respecto a cosas venideras. Acuérdese de esto: cosas venideras. 11:21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón. Jacob ya estaba muy anciano y cuando va a morir pide un bordón, se levanta y se apoya en el y muere adorando. Me imagino la partida de Jorge Alberto y todo el mundo adorando y solo se podía escuchar: GRACIAS, solo GRACIAS. Nadie diciendo por que pasa. No creo que hubo reclamo de nadie diciendo por que te fuiste. Creo que todos pensaban esto: ESTAS DONDE MERECES ESTAR. Personas que estuvieron en ese momento me dicen que el rostro de Jorge Alberto tenía un rictus de paz, hasta podía pensarse que estaba como alegre. Pero presten atención al verso. Dice: Dios le hizo la promesa a Abraham de la tierra prometida. Pero Abraham no vivió en la tierra prometida. No la tomó. Pero antes de morir le dice a Isaac yo voy a morir sin poseer la tierra. No dijo: Dios es un mentiroso. Dios le dijo: la vas a poseer tú. Cuando Isaac va a morir le dijo a Jacob: yo no he poseído la tierra, tú la vas a poseer. Cuando Jacob va a morir agarra un bordón y le dice a los hijos de José y a José mismo: yo voy a morir, pero Uds. van a poseer la tierra. Cuando José va a morir, dio un paso más allá. Dijo: yo voy a morir, no voy a poseer la tierra pero Uds. me entierran en ella. Creo tanto en lo que Dios me dijo que Uds. me cargan hasta allá. Y el pueblo tuvo que cargar al viejito José por todo el desierto durante 40 años, para ir a meterlo donde el decía que era el lugar. Cuando Josué y Caleb por fin entran, yo pienso que los que cargaban al viejito José dijeron: antes de que repartas la tierra, en los primeros tres metros que encontrés podemos dejar a este viejito que ya no lo aguantamos. Llevamos 40 años cargándolo. Pero yo creo que cuando enterraron a José todos dijeron: por la Fe de este hombre estamos todos aquí. Las promesas que el Señor le hizo a Jorge Alberto, las que no vió cumplidas, las van a ver sus hijos. Y las va a ver su Iglesia. Por que Dios no miente. Se va a cumplir. Ahora escucha bien. Tú puedes dejar en tu testamento lo que tengas. Y heredo esta casa, este vehiculo, la cuenta del Banco, lo que quieras, lo que te de la gana y lo que tengas. Todo lo puedes poner de herencia. Pero no hay mejor herencia que una promesa. Por que el dinero que dejes, no mantendrá viva la esperanza de tu familia. Pero una sola promesa puede vivir en el corazón de generaciones y mantenerlos vivos por muchas generaciones, una tras otra. Por que lo que yo no logre dice el Padre, lo lograrás tu hijo mío. Jamás mueras sin dejar una promesa. Quiero ir a dos pasajes más para terminar y creo que esto le hubiese gustado a el. que digan. Romanos 7:21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. (Que lío esto, quiero hacer el bien, pero tengo el mal en mí). 7:22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; Tu hombre espiritual se deleita en Dios, es tu hombre interior que quiere adorar a Dios, pero tu cara dice: hay Dios, otra vez?. Es tu hombre espiritual que quiere alabar a Dios y tu hombre carnal dice: es muy larga la alabanza. Es tu hombre espiritual que quiere comer Palabra y tu hombre carnal dice: Bah ese versículo ya me lo se. Siempre estamos batallando entre el interior y la carne. Y dice: queriendo el hombre interior servir a Dios, dice 7:23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 7:24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? 7:25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado. No es esto lo que nos pasa a nosotros. Que estamos nosotros bien espirituales, estamos leyendo la Biblia. Y ese día que mas arriba estábamos, viene alguien y te hace acordar que tienes carne y tiras un rezongo y ahí descubres que con tu mente sirves a la Ley de Dios, pero con tu carne? Esto es cierto. Nos pasa a todos. Y vas a seguir así hasta que Jesucristo vuelva, te lo aseguro. Por que eso, no se termina, hasta que el cuerpo sea transformado, no así el espíritu. Por eso es que nos dan un cuerpo glorificado, para que este que tenemos, donde mora el pecado, nos deje de estorbar. Recordá que no somos salvos por haber dominado la carne, somos salvos por Gracia. Dice Pablo algo. Mirá lo que dice: 1ra. a los Corintios 15:53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, (acá esta hablando del cuerpo), y esto mortal se vista de inmortalidad. 15:54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, (es decir mi cuerpo cambie), y esto mortal (que es el cuerpo), se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 15:55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 15:56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. 15:57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Ojo a esto. Pablo dice así y le dice a la muerte, Eh muerte, donde esta tu victoria? Donde esta tu triunfo oh sepulcro? Tú crees que vendrás a derrotarme? No sabes el favor que me haces al haberme visitado, por que a través de ti, ya no moro mas en este cuerpo de pecado y por fin estoy solo en espíritu para adorar al Señor. Presta atención a esto. No hay muerte que pueda burlarse de un hijo de Dios. Más todo hijo de Dios se burlará siempre de la muerte. Perdón por esto, pero yo me imaginé a Jorge Alberto entrando a su Iglesia, y a su familia diciéndole BIENVENIDO Siervo Fiel, y que Jorge Alberto les respondía. Por fin, ya sin cuerpo. Por fin, sin ese cuerpo que solo estorba. Estoy aquí para adorarte eternamente y bendecir tu nombre. Por eso es que Pablo no le tenía miedo a la muerte. Satanás fue burlado. Por que cuando justo creyó que había derrotado a Jesús, ahí estaba, triunfando sobre ellos en la cruz del Calvario. Pero quiero leerles el último verso. Yo no se que hacia este verso aquí. Voy a leer desde el 57 15:57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. (Ya hablamos de lo mortal, de lo inmortal, del aguijón, del pecado, de la muerte, del sepulcro, pero para todo lo que les dije es el 58) 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. Hay una película que es de mis favoritas: Salvar al Soldado Ryan (del año 1998). Me gustaría saber cuantos la vieron, pero no puedo. Esta es una película que esta basada en la historia de una madre que tiene 4 hijos y durante la segunda guerra mundial pierde a 3 y le queda uno solo vivo. Y el Presidente de los EEUU dice: no es posible que una mujer pierda sus 4 hijos en una guerra. Y arma un pequeño grupo de personas para ir a rescatarlo, entre ellos. Un maestro que es interpretado por Tom Hanks y entonces, el es un maestro que acepta el desafío de ir a salvarlo. Pero muere salvándolo. Y la película entonces se va a un momento donde este soldado rescatado, ya grande, con su esposa y sus hijos, yernos y nueras y nietos, esta frente a la tumba de aquel maestro que dio su vida por salvarlo a el. Y se pone a llorar de rodillas y le dice a la esposa: Por favor dime que fui un buen marido, que fui un buen Padre, para que haya valido la pena de que este hombre haya muerto en mi lugar, para salvarme a mí. Tu abrazo a la misión, tu compromiso con la Iglesia, tu servir a Dios para que otros conozcan a Cristo, es lo único que podrán decir del Pastor Jorge Alberto Catacata, y eso demostrará que valió la pena por lo que el vivió. Por que después de Dios, mi querida familia, vivimos por Uds. aunque no lo crean. Aguantamos lo que sea por nuestro rebaño. Por nuestras ovejas. El estrés que ponen sobre nuestros hombros. Las criticas que nos hacen. Las mentiras que levantan, las difamaciones. Aguantamos pleitos en nuestra familia, con tal de ser para Uds. el mejor ejemplo, quererlos, respetarlos, pero por favor, díganle a Jorge Alberto que valió la pena. No seas un espectador más. No seas aquel que siempre encuentra la manera de atrasarse para llegar tarde, levanta tu calidad de vida, por que si bien Cristo murió por ti, otros han vivido para ti. Y te lo aseguro, Jorge Alberto es uno de ellos. Oremos al Dios de toda misericordia por sus familiares. Y a los que fueron sus amigos y compañeros de ministerio, Dios nos dé la fuerza para llevar a cabo la misión evangelizadora que Él nos ha encomendado, a la manera que la llevó a cabo nuestro querido Jorge Alberto. Nuestro Pastor está en la Presencia de Dios, (no olvidar) en quién creyó y confió SIEMPRE.

Leer Más...

Nosotros y nuestras decisiones?

Shalom desde Salta - Argentina El Festival de Pentecostés (Shavuot), una de las tres fiestas de peregrinación bíblicas, fué celebrada por Judios de todo el mundo este domingo 24 de mayo. Uno de los rituales mas queridos relacionados con este festival es la lectura pública del libro bíblico de Ruth. ¿Por qué leemos este libro en Shavuot? ¿Cuál es la conexión entre esta historia y el rey David?
UNA DECISIÓN INDIVIDUAL CON CONSECUENCIAS IMPORTANTES Rut nos muestra que a veces las decisiones pequeñas pueden causar consecuencias importantes. Rut no sabía que al seguir a Noemí a la tierra de Israel se convertirá en la progenitora del Rey más grande de Israel. Simplemente seguía su corazón.
LA DECISIÓN VALIENTE DE RUT Uno de los motives por lo cual se lee el libro de Rut en Shavuot tiene que ver con la decisión valiente de Rut de entrar voluntariamente a la tierra de Israel. Rehusando a permitir que su suegra Noemí regrese a solas a la tierra de Judá, Rut pronuncia las palabras que son de las más famosas de la Biblia: “No me ruegues que te deje y me aparte de ti, porque a dondequiera que tú vayas, iré yo, y dondequiera que vivas, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios, mi Dios” (Rut 1:16-17). Este famoso pasaje está lleno de verbos interesantes, pero el primero (ruegues) es tal vez el más notable. En Hebreo la palabra es tifgei que proviene de la raíz (פגע) que no solamente significa rogar (instar), sino algo másfísico. Es presionar agresivamente a alguien, incluso afligirlo. UNA DECISIÓN QUE AFECTARA UNA NACIÓN El hecho que Rut rechaza la oferta de Noemí de quedarse en Moab, demuestra su gran voluntad de unirse al pueblo Judío. Ella tenía que sufrir rechazo físico por Noemí y hasta "se estrechó contra ella – Libro de Rut (1:14). Orpa, la cuñada de Rut no pudo soportar el acoso, beso a Noemí y volvió a su pueblo. ¡Más no así Rut! Ella fue "muy resuelta" a comprobar su devoción a Noemí (1:18). Aunque no se convirtió formalmente, ella se unió al pueblo de Israel al superar el rechazo físico de Noemí. Ello está vinculado temáticamente con la idea rabínica que Shavuot es la fecha del otorgamiento de la Tora a Moisés en el monte Sinaí (Éxodo 19). Tal como los Israelíes que aceptaron activamente la Tora, anunciando "Haremos todo lo que el Señor ha dicho" (Éxodos 19:8), también Rut se unió al pueblo Judío voluntariamente. La decisión de Rut de convertirse en Judía, tuvo consecuencias de gran alcance: su hijo se convirtió en el abuelo de ¡nada menos que el Rey David! Hay desiciones que no sabemos que tan importantes serán en el futuro. En el mundo que vivimos, las desiciones son por el hoy, por el ya. Vamos a ver otras decisiones que se tomaron y que fueron sumamente importantes por lo que debemos entender la Sabiduría con la que contamos al momento de tomar las decisiones ¿Cómo es que algunos llegan a ser instrumentos útiles para Dios y otros no? La clave está en nuestras decisiones y reacciones frente a las circunstancias que atravesamos. Todas las personas a las que Dios usó con poder tomaron la determinación de vivir bajo el señorío de Cristo. Las decisiones que tomamos determinan la clase de persona que seremos. En gran medida, quiénes somos en el presente es resultado de las decisiones que tomamos en el pasado. Nuestro carácter, valores, prioridades e intereses son consecuencia de nuestras decisiones. Por otra parte, nuestro futuro puede moldearse a través de las decisiones que tomemos de aquí en adelante. Podemos decidir ser obedientes a Dios, o hacer oídos sordos; dejar el pecado o seguir en él; morir al yo o vivir para él. También decidimos qué actitud tener frente a nuestro pasado, presente y futuro. Nuestras decisiones, entonces, nos moldean. En el libro de Ester leemos sobre tres personas que tomaron decisiones que afectaron el resto de sus vidas. La primera es el rey Asuero, emperador del vasto territorio de Persia y Media. Durante seis meses este poderoso rey mostró su riqueza, y al fin ofreció un banquete de una semana. Se sirvió buen vino a quien lo quisiera y en la cantidad que deseara. Luego de siete días de estar bebiendo, "...estando el corazón del rey alegre del vino..."(Est 1.10) ordenó que su esposa, la reina Vasti, desfilara frente a un grupo de hombres borrachos, de mirada lasciva. El rey Asuero tomó esa decisión que afectó el resto de su vida bajo la influencia del alcohol y empujado por "la vanagloria de la vida" (1 Jn 2.16). Esta es una de las tantas influencias poderosas que a veces nos llevan a decisiones devastadoras. Pensemos en la decisión que tomó el rey David al dejarse llevar por la lujuria, y cómo marcó el resto de su vida. Cuando Elías estaba agotado y deprimido intentó huir de Dios y exclamó"...quítame la vida, pues no soy mejor que mis padres..." (1 R 19.4). Jonás estaba lleno de odio racista cuando Dios le habló para que fuera a los ninivitas. El poder de las emociones carnales, la amargura, el miedo, el resentimiento o el enojo nos llevan tomar decisiones equivocadas. Ante la gran diversidad de oportunidades que se nos presentan como personas, nuestra sociedad nos insta ser egoístas; nos dice: "Pon tus aspiraciones primero, consigue lo que tú mismo/a deseas de la vida; no dejes que tu esposo/a, tus hijos u otra persona se interpongan. Tú debes ocupar el primer lugar". Seria bien controversial imaginar que un hombre tan poderoso como Pilato cometiera el error más grande de la época y, la peor decisión, entregar a Jesús a los funcionarios de los judíos para que lo llevaran a la crucifixión. ¿Por qué esta mala decisión? ¿Qué lo motivó hacerlo?... También la Biblia en Proverbios 14.1 afirma: "La mujer sabia edifica su casa; mas necia con sus manos la derriba". La mujer sabia edifica, nutre, se asegura de que todo funciona bajo la dirección divina. Llevada por la emoción del momento, la mujer necia derriba lo más precioso que tiene. Dice cosas que luego son difíciles de reparar, sin tener idea del efecto que esas palabras tienen en sus hijos o en los demás. Es probable que actúe por frustración, ira, obstinación o impaciencia. Antes que sigamos necesitamos entender las clasificaciones que existen sobre la Voluntad de Dios. Un estudio cuidadoso de la Biblia muestra que la Voluntad de Dios tiene dos formas básicas y son las siguientes... 1. Perfecta (otros la llaman la Moral) - esta es la voluntad Perfecta de Dios, tal como se expresa en la Biblia en el Salmo 143:10 - "Enséñame a hacer tu voluntad, porque Tú eres mi Dios; tu buen Espíritu me guíe a tierra de rectitud." 2. Permisiva (otros la llaman la permitida)- esta es la voluntad de Dios que por lo general permite que los hijos de Dios, los seres humanos y los ángeles tomen decisiones morales, aún cuando esas decisiones son contrarias a su Perfecta Voluntad. También esta puede traer consecuencias como resultado de esas elecciones, ya sea bueno o malo. Que dice la Biblia sobre La Voluntad de Dios Hebreos 5:8-9 - "Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen." 1 Juan 2:17 - "Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre." Juan 14:21, 23 - "El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y Yo le amaré y me manifestaré a él. ...El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él." Hebreos 13:20-21 - "Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el Gran Pastor de la ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda buena obra para que hagáis su voluntad, haciendo El en vosotros lo que es agradable delante de El por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén." Pilato, sabía que Jesús era inocente y no merecía morir. Una cosa es hacer una mala decisión por causa de nuestra ignorancia, inexperiencia o inmadurez. Otra cosa es hacer una mala decisión sabiendo que es malo cuando lo haces. Eso es lo que Pilato hizo. Sabía que esta decisión estaba equivocada cuando él la hizo. Tres veces trató de soltar a Jesús antes de llegar a este punto. Incluso había enviado a Jesús a ser azotado con el fin de despertar simpatías por él. Los intentos de rescatar a Jesús no tuvieron éxito, por el contrario, todos sus esfuerzos fueron encontrados como mayor justificación cada vez más por la determinación de los dirigentes judíos de crucificar a Jesús. Así, Pilato entregó a Jesús a los que lo odiaban, aunque él sabía en todo ese tiempo que fue una mala decisión. ¿Por qué Pilato lo hizo? ¿Por qué deliberadamente hacer una mala decisión? De acuerdo a Juan 19:8, tuvo miedo. El miedo revoca todo sentido de la justicia y lo convirtió en un cobarde, en un muñeco del miedo. El miedo es una emoción común, ¿no? Este es un buen momento para aprovechar y tratar de comprender el comportamiento de una persona tan importante en su época como lo fue...Pilato. En ninguna otra parte en la Sagradas Escritura hay un ejemplo más claro de los dos tipos de miedo que experimentamos, que la decisión de Pilato sobre el destino de Jesús. Aquí vemos la diferencia entre el miedo saludable (Temor) y el no saludable (Miedo)... El temor saludable, te guardará de hacer el mal. Temor saludable le mantendrá de tocar una estufa caliente, conducir temerariamente o caer en una tentación que pueda dañarte a vos u a otra persona. Leamos en Pr. 14:26, 27 : "En el temor del SEÑOR hay confianza segura, y a los hijos dará refugio. El temor del SEÑOR es fuente de vida, para evadir los lazos de la muerte. " (La Biblia de las Américas). El miedo no saludable, te hará a hacer lo que es mejor para salir rápido del problema y NO lo que Dios quiere que hagas, lo Correcto. Él miedo que Pilato tenía era el precio que tendría que pagar si hacia lo correcto. Sabía que el costo era grande, le podía costar su trabajo, el poder, su lujoso estilo de vida y tal vez su propia vida. Como resultado, se dejó controlar por el miedo el cual le impidió hacer lo correcto. No debemos ser demasiado fuertes o duros con Pilato, sin embargo. Todos nosotros hemos tomado malas decisiones basados en el miedo de las cosas que sabemos que están mal. El miedo no saludable nos ciega, nos paraliza y nos excluye de ser usados por Dios en su obra en la tierra. ¿Qué podemos hacer si has tomado una mala decisión, especialmente si sabías que era malo cuando lo hiciste? ¿Hay alguna esperanza para la recuperación o tiene que vivir en miseria el resto de tu vida? Respuesta: Afortunadamente, hay esperanza. Quiero aclarar que yo se lo que es la frustración. Yo también solía ser un hombre necio. No digo que hoy no o sea, pero si se que he avanzado bastante en como debo tomar mis decisiones. Por eso te lo puedo decir. Creo que solo hay temas en los que solo puede hablar quien los haya pasado. Te cuento sobre mi. Yo estaba fuera de casa casi todo el día y también algunas noches, y lentamente comencé yo a sentirme solo, y por supuesto me fui llenando de amargura. Tuve muchos conflictos; incluso al compartir con otros Hermanos la visión de cómo se debe vivir la vida cristiana. Yo vivia en conflicto. Yo me enojaba y hacía cosas egoístas. Dios me ha restaurado de una forma maravillosa. Este ejemplo del rey Asuero me ayudó a hacerme preguntas para no tomar decisiones equivocadas. ¿Estoy viviendo controlado por este tipo de emociones? ¿Es así como tomo las decisiones? ¿Demuestro amargura? ¿Tengo algún resentimiento contra otra persona? ¿Tengo envidia de alguien? ¿Es necia mi forma de actuar? ¿Cómo podemos tomar decisiones sabias? Hay cuatro palabras que pueden ayudar a que nuestras decisiones honren a Dios: • La primera es espera. Si debes tomar una decisión y reconoces que estás molesto/a, enojado/a, a que no tienes dominio propio, grábate esta palabra en la mente: "espera". No hagas nada por el momento. Santiago 1.19 habla de una situación dominada por las emociones y nos ordena que seamos "tardios para hablar". Espera hasta que tus emociones estén bajo el control de Dios. No actúes de manera impulsiva porque luego vas a lamentarlo. • En segundo lugar compara lo que deseas hacer con la Palabra de Dios. "Lámpara es a mis pies tu palabra..." (Sal 119.105). La Biblia es nuestro manual para vivir una vida fructífera, efectiva, y llena de gozo. Por eso espera, y luego corrobora con la Escritura lo que te sientes tentada a hacer. • En tercer lugar busca sabiduría en la Palabra y también en consejeros sabios (Pr 11.14; 15.22; 24.6). • La cuarta palabra es evalúa. Detente y piensa en las decisiones que podrías tomar, y considera sus efectos y consecuencias en el tiempo; busca perspectiva: "En dos o tres años, ¿cuáles serán las consecuencias de esta decisión para mí o para los que me rodean?" Como le decidió al rey Asuero, es muy fácil tomar decisiones necias. DECISIONES EN EL MATRIMONIO Con respecto a las decisiones en el matrimonio, consideremos un ejemplo y para esto veamos la que tomó la esposa del rey. La reina Vasti rehusó obedecer su marido quien se puso furioso. Cualquiera haya sido la razón para su negativa, parece no haberle dado importancia apropiada a su relación matrimonial. Debido a esa decisión, Vasti quedó sin esposo y sin reino. Si queremos ser mujeres sabias en nuestro matrimonio, aprendamos la lección de Proverbios 14 necesitamos edificar nuestra "casa", nuestro matrimonio. Nuestra Actitud Es Una Decisión. Edificar la relación matrimonial requiere esfuerzo, valentía y una confianza profunda en nuestro Dios. Prestemos atención a Ester. Desde jovencita Ester fue llevada, contra su voluntad, al harem del rey a fin de prepararse y esperar el día en que debiera presentarse ante él. Si ella no le agradaba, volvería al harem para ser una de sus concubinas. Era joven y sus sueños de tener un hogar normal se habían desvanecido en un abrir y cerrar de ojos ¿Te encuentras tú en una situación similar? ¿Has perdido tus sueños? ¿Tienes el corazón destrozado? Así se encontraba Ester. Veamos cuál fue su respuesta a esta situación que aparentemente no tenía salida. En el capítulo 2 se menciona en tres oportunidades que "halló gracia": delante del eunuco (Est 2.9), de todos los que la veían (2.15) y del rey (2.17). No halló gracia a través de amargura, quejas o lástima de sí misma. Muy por el contrario, Ester desechó la auto compasión, la amargura, y la desesperación. Desechó la mentalidad de víctima, aunque todas estas reacciones hubieran sido consideradas normales. Hubiera sido natural lamentarse: "¿Cómo pudo Dios permitir que esto me sucediera?". Cuando nos encontramos en situaciones difíciles, recordemos que podemos elegir cuál será nuestra reacción. Ester eligió sobreponerse y no dejar que esa circunstancia arruinara el resto de su vida. En esos años difíciles de mi matrimonio, cuando incluso me sentía tentada a abandonar a mi esposo escuché una cita del gran predicado escocés Andrew Murray: "Antes que nada, fue Dios quien me trajo aquí. Es su voluntad que esté en este lugar y voy a descansar en eso" Confiar en Dios es una decisión. Es creer que él no permite que algo suceda para dañamos sino para profundizar nuestra relación con él. No nos está castigando sino que está quitando de nuestras vidas aquello que no permite que desarrollemos el carácter de Cristo. Asimismo las pruebas no purifican. Cuando por fin puedas ver la amargura y el enojo que cargabas, en ese momento entenderás que Dios había comenzado a obrar en tu vida. Las pruebas nos muestran en qué debemos cambiar y qué quiere Dios que aprendamos. La gracia divina obra en nosotros y produce "fruto apacible de justicia" (He 12.11). Ahora cuando vienen las pruebas, digo: "Haré de esta prueba una bendición. Aunque ahora me duela, daré gracias por haber pasado por esto". En esta cuestión de las decisiones, todo reduce al tema del señorío de Cristo en nuestras vidas. ¿Quién controla tu vida? En las decisiones, en tu matrimonio, en tu vida familiar, en la Iglesia, en tus momentos difíciles, te animo a decir: "Señor te amo y quiero tomar decisiones de acuerdo a tu voluntad; decisiones que me transformen en una persona que sea de bendición para otros y, sobre todo, que te agrade a ti". Aprende de tus errores y asume el compromiso de no hacerlo o de hacerlo mejor la próxima vez en que te enfrentes a una elección. Eso se llama madurez. Viene con la experiencia y tu relación con Dios. Confía solamente en Dios. Las malas decisiones tienen una forma de encantamiento y nos paralizan. Son más grandes que nosotros. Debemos tener ayuda para poder perdonarnos a nosotros mismos y seguir adelante. Sin su ayuda, nos golpearan la cabeza y repetiremos en nuestro interior "estoy sólo" hasta que la alegría y la energía se agotan y desaparecen. No te dejes engañar... ¿Crees poder hacer alguna de las cosas que he mencionado arriba que conducen a la recuperación? Si todavía estas atormentado/a por tus errores, ¿Qué necesitas hacer? ¿Qué debes hacer para recuperarte de una mala decisión? Primero, reconocer que tomaste una mala decisión. Pide perdón por haber culpado a otros por lo que decidiste. Otras personas pueden haberte influenciado o persuadido, pero no te hicieron tomar la decisión, sino que fuiste vos finalmente el que la tomó... Segundo, tenés que aceptar la responsabilidad delante de Dios y de los hombres. Lo decisión la tomaste solo/a, y por tu propia cuenta, en otras palabras "No" debes echarle la culpa a nadie...solo a vos mismo/a. Tercero, en el reino espiritual lo llamamos "confesión de pecados o faltas" a nuestro Salvador Jesucristo. Cuando confesamos a Dios nuestros pecados y faltas, es para nuestra alma el agua que limpia una herida. Limpia, purifica y hace posible la sanación. Las heridas infectadas no se curan solas, sea física o espiritualmente hablando. Ahí es donde comienza la recuperación y esta será la mejor y más importante decisión que tendrás que realizar hoy día. Por el contrario, rechazando La Ayuda de Dios... está seria la "peor decisión" de tu vida… No te dejes engañar… Decreto para tu vida que tu vivirás en la presencia del Dios Eterno, por lo tanto hoy, tomas tu verdadera identidad, como su hijo, su heredero, que has sido redimido en la sangre de su amado hijo Jesucristo. Que hoy eres un hombre, una mujer que han sido justificados, y tu Padre de amor jamás te desamparará, ni te dejará, tú has confiado en su amparo y seguridad. Me aferro a creer, que su gracia ha sido tan especial en tu vida, que nunca más serás aborrecido, ni la burla, ni el hazme reír de los hombres, porque al Padre le ha placido, que yo sea la gloria de todos los siglos y por ella viviré. Así ha dicho el que ama mi alma, que sobre mi será vista su gloria, y miles vendrán de lejanas tierras, todos ellos con riquezas y honra para bendecirme. PADRE AMADO en este día declaramos que estamos comprometidos con: • Una vida de oración, hasta que se abran los cielos • Lectura bíblica, hasta que se haga vida en nosotros tu palabra. • Autoridad en tu nombre, para sujetar naciones y reinos, • Llenura del Espíritu Santo para tener la gracia de ser un testigo de tu gloria. • Evangelismo hasta lo último de la tierra, para cumplir tu propósito en la tierra. Sabemos que este es un tiempo de pacto. Hacemos pacto contigo de vivir en santidad, en obediencia a tu santa Palabra, buscando primeramente tu Reino y sabemos que todo lo demás será añadido, se activa sobre mí el poder de Cristo trayendo salud, gozo, salvación, paz, prosperidad, libertad, sabiduría, revelación, autoridad y poder. Declaro y decreto que se despierta la pasión en todo mi ser. Pasión por pasar tiempo con Dios. Pasión por leer y obedecer su Palabra. Pasión por ser lleno de tu Espíritu Santo. Pasión por las almas. Pasión por ver a la Nación rendida a Cristo. En el Nombre Precioso de Jesús. Amén y Amén.

Leer Más...

Las llamadas Familias Ensambladas

En las llamadas “familias reconstituidas” conviven los padres con hijos de anteriores matrimonios y donde las relaciones no son siempre fáciles Cuando una pareja decide formar una vida en común y uno de los dos, o ambos, aportan hijos de anteriores relaciones, la familia se enfrenta a una convivencia en la que pueden darse “problemas” o conflictos diferentes a los que se registran en la familia estable o armónica. El punto de partida es siempre como se ha llevado la separación anterior a esta nueva convivencia. Aunque ningún divorcio es fácil y todos dejan huella en los niños, unos hijos que han sufrido un proceso traumático con peleas o en el que uno de los padres se ha visto muy dañado, no aceptarán de la misma forma a la pareja de su padre o de su madre, que aquellos que lo han vivido de una forma más tranquila y que ven que ambos han rehecho felizmente su vida. A muchos de estos niños no les gusta el nuevo novio de sus padres, pero salvo excepciones, no se trata de nada personal contra ella, sino simplemente que la ven como un intruso e, incluso, le pueden responsabilizar de la ruptura de su núcleo familiar. A veces, los niños que se sienten dolidos por la separación de sus padres, se encargan de transmitir su rabia al recién llegado y le pueden “hacer la vida imposible” e incluso intentar boicotear la nueva relación. Lo perciben como un posible rival con el que compartir el cariño de su madre o de su padre y no lo aceptan. Como en todas las relaciones interpersonales, es fundamental el diálogo para explicarles, por pequeños que sean, la nueva situación y dejarles claro que no volverán a estar todos juntos como antes, que se les sigue queriendo y que el día a día sigue siendo seguro. Una vez aceptada la nueva pareja, lo que hay que cuidar son los posibles problemas de autoridad entre los adultos. Obviamente unos niños que viven en casa con su padre o madre y su nueva pareja, deben obedecer las normas, pero a veces se plantean conflictos entre lo que dice su padre, su madre y el nuevo “papá” o “mamá” con la que conviven en el día a día. En ocasiones el niño cree que obedeciendo o aceptando esa situación está traicionando a su madre o padre que ya no forma parte de esta nueva familia. En otras los hábitos de una casa son diferentes a las de otra, lo que les puede provocar en los hijos no saber qué hacer. Muchas situaciones incómodas pueden evitarse o minimizarse partiendo de cuestiones básicas. En estas familias “ensambladas”, al igual que en la familia corriente, el eje debe ser el matrimonio y los adultos deben educar a los niños. Para ello es fundamental el sentido común y el dialogo de todos los adultos, padres biológicos y nuevas parejas, para determinar sobre qué temas se puede compartir la autoridad y en cuales la decisión o las normas las deben marcar sólo los padres naturales. 
Nuevas parejas
En cualquier caso, las parejas que conviven con hijos que “no son suyos” deben saber que no pueden hacer de padre o madre, porque el niño ya tiene el suyo propio, pero tampoco debe comportarse como un amigo o un colega de los niños, sino que debe comportarse como un adulto, respetando y haciéndose respetar. Tampoco puede forzar un cariño o un vínculo que necesita tiempo para formarse, aunque no debe dudar que, aunque al principio no sea fácil, todo irá encajando si pone de su parte paciencia, respeto y sobre todo cariño, ya que según coinciden los expertos “el cariño de un niño no se da, se gana”. Tampoco hay que caer en la tentación de intentar comprar este afecto con regalos o siendo más permisivos, ya que el niño se dará cuenta y sin duda se aprovechará de esa situación.
Padres biológicos
Los padres por su parte suelen sentirse culpables y se dejan manipular por los hijos. Es mejor que ayuden a que los niños acepten la nueva situación aunque no sea la que los pequeños hubieran querido. Los padres juegan un papel primordial, primero haciendo que la pareja acepte a sus hijos y después consiguiendo que éstos le obedezcan en la rutina diaria. Padres fuera del hogar En cuanto al padre o madre biológico que no forma parte de la nueva familia debe respetar a la nueva pareja y evitar los celos, saber cual es su papel, que es insustituible y fundamental para el buen desarrollo de los niños, y, aunque sea muy duro, aceptar que los niños lleguen a querer a la pareja del otro, ya que de otra forma lo único que harían sería perjudicar a sus propios hijos. Aunque para los hijos puede no ser fácil y con su comportamiento en ocasiones alteran la buena convivencia, son los adultos quienes deben realizar el mayor esfuerzo para que las relaciones mejoren y no esperar en los niños más madurez de la que tienen por su momento evolutivo. No existen recetas mágicas, pero sí sentido común: -Hablar con los hijos para que expresen como se sienten -Dejar claro que no se trata de que nadie sea remplazado -Ser firmes al no permitir cualquier intento de boicot a la nueva pareja o de intento de separarlos o chantaje -Ir paso a paso. La paciencia es una virtud. - Pactar entre padres y nuevas parejas las pautas educativas fundamentales y admitir que en la rutina diaria de cada casa los niños deban obedecer sus normas.
AVISO A LOS PADRES
El Evangelio nos dice que, un buen árbol no produce mal fruto, y que un árbol malo no puede producir fruto bueno. Lo que aprendemos de esto, es que un buen padre cría hijos buenos. Pero que si los padres son débiles, ¿cómo pueden ser sus hijos virtuosos? ¿Acaso, dice Nuestro Señor, en el mismo Evangelio, se recogen uvas de los espinos, e higos de los abrojos? (San Mateo 7:16). Así es imposible, o de hecho muy difícil, encontrar hijos virtuosos, quienes hayan sido criados por padres inmorales. Padres, deben estar atentos a este sermón, de gran importancia para la salvación eterna de Ustedes y de sus hijos. Esten atentos, jóvenes, hombres y mujeres que todavía no has elegido tu estado de vida. Si deseas casarse, tienes que aprender las obligaciones que se adquieren en la observancia de la formación de tus hijos, y debes aprender también, que si Ustedes no llenan esa expectativas, traerán sobre Ustedes y sobre sus hijos la condenación. Dividiremos esto en dos puntos. En el primero, mostraremos lo importante que es formar en los hijos hábitos de virtud; y en el segundo mostraremos con qué cuidado y diligencia un padre debe trabajar para que crezcan bien. Un padre tiene dos obligaciones para con sus hijos; está obligado a proveerlos de sus necesidades corporales y de educarlos en la virtud. No es necesario extendernos sobre la primera obligación. Pero, discutamos sobre la formación que es la materia de nuestro artículo. Ciertamente que la futura buena o mala conducta de un hijo depende si se ha criado bien o pobremente. La naturaleza, por si misma, enseña a cada padre a atender la educación de su descendencia. Dios le da hijos a los padres, no para que pueden asistir a la familia, sino para que crezcan en el temor de Dios, y sean conducidos en el camino de la salvación eterna. Los hijos no han sido otorgados a los padres como un regalo, del que se pueda disponer a placer. Los hijos han sido confiados, por esta confianza, y si se pierden por negligencia, los padres deberán rendir cuentas a Dios. Un gran Padre de la Iglesia dijo, que en el día del juicio, los padres tendrán que rendir cuentas por todos los pecados de sus hijos. Así que aquel que enseña a su hijo a vivir en el bien, tendrá una feliz y tranquila muerte. El que instruye a su hijo ... cuando llegue la muerte no sentirá pena, Porque deja a los suyos un defensor frente a sus enemigos. (Eclesiástico 30:3,5) Y podrá salvar su alma por medio de sus hijos, es decir, por la formación virtuosa que les dio. Se salvará mediante su maternidad. (I Tim. 2:15) Por otro lado, una difícil y triste muerte tendrán aquellos quienes solamente trabajaron para incrementar sus posesiones o multiplicar los honores familiares, o aquellos quienes viven solo por dejar a sus hijos comodidades y placeres y no les procuraron valores morales. El Apóstol Pablo dice que aquellos padres son peores que infieles. porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo. (I Tim.5:8) Aquellos padres que prefirieron llevar una vida de piedad y continua oración, de comunicación diaria, debieron condenarse si por negligencia descuidaron a sus hijos. Si todos los padres cumplieran con su deber de vigilar la formación de sus hijos, tendríamos muy pocos crímenes. Por la mala educación que los padres dan a su descendencia, causan que sus hijos, caigan en graves vicios; y los entregan así al verdugo. Así sucedió en un pueblo: un padre quien fuera la causa de todas las irregularidades de su hijo, fue justamente castigado por sus crímenes con gran severidad, más aún que sus hijos. Gran infortunio es para los hijos tener padres viciosos, incapaces de inculcar en sus hijos el temor a Dios, aquellos que ven a sus hijos con malas compañías y en riñas, y en lugar de corregirlos y castigarlos, les tienen compasión y dicen: “¿Qué puedo hacer? Son jóvenes, esperemos que cuando maduren se alejen de ello”. ¡Qué palabras tan débiles, qué educación tan cruel! ¿En verdad, esperan que cuando los hijos maduren lleguen a ser santos? Mirá lo que Salomón dice: Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. (Prov. 22:6). Y también deben prestar atención a este versículo: Sus huesos están llenos de su juventud, Mas con él en el polvo yacerán. (Job.20:11) Cuando una persona joven ha vivido con malos hábitos, los llevará a la tumba. Las impurezas, blasfemias y odios, a los que se acostumbró en su juventud, lo acompañarán hasta la tumba, y dormirán con él hasta que sus huesos sean reducidos a cenizas. Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo. (Prov. 19:18) Es muy sencillo, cuando son pequeños, entrenar a los hijos en la virtud, pero cuando llegan a la madurez, es igual de difícil corregirles, si han aprendido los hábitos del vicio. Vayamos al segundo punto, que es, sobre los medios para formar a los hijos en la práctica de la virtud. Yo les ruego, padres de familia, que recuerden siempre lo que ahora les voy a decir: de la formación depende la salvación eterna de sus propias almas y de las almas de sus hijos. Pablo nos enseña en pocas palabras, en lo que consiste la educación correcta de los hijos. Nos dice que ésta consiste en la disciplina y corrección. Disciplina es igual a regulación religiosa de la moral en los niños, implica una obligación de educarles en hábitos de virtud, por medio de la palabra y el ejemplo. Primero, por las palabras un buen padre debe inculcar a su hijo el santo temor de Dios. El sabio dice, que un hijo bien educado es el soporte y consuelo de su padre. Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma. (Prov 29:17) Así como un hijo bien formado es la alegría para el alma de su padre, un hijo ignorante es fuente de tristeza para el corazón de su padre, la ignorancia de sus obligaciones como cristiano siempre acompañarán a una mala vida. Se cuenta que en el año 1248, a un sacerdote ignorante le fue ordenado, durante cierto sínodo, hacer un discurso. El sacerdote estaba muy agitado por la orden y el diablo se le apareció y le dijo: “Los rectores de la oscuridad infernal saludan al rector de los parroquianos, y le agradecen su negligencia en la instrucción de la gente; ya que de la ignorancia proceden las faltas y la condenación de muchos”. La misma verdad es para los padres negligentes. Un padre tiene la obligación de instruir a sus hijos en las verdades de la Fe. ¿Podría ser admitida la excusa de un padre o una madre, que diga:¿Puede un pecado justificar otro? Si sos ignorante, entonces tenes la obligación de aprenderlos, y enseguida enseñárselos a tus hijos. Que cosa tan miserable es ver a los padres y a las madres, incapaces de instruir a sus hijos e hijas en la doctrina Cristiana, empleándose en ocupaciones de poca monta, y cuando ellos crecen, no saben el significado de pecado mortal, de Infierno o de eternidad. No saben siquiera el Credo, el Padre Nuestro, los cuales todo cristiano está obligado a aprender bajo pena de pecado mortal. Los padres religiosos no solamente pueden instruir a sus hijos en estas cosas, que son las más importantes, sino también pueden enseñarles lo que se debe hacer cada mañana al amanecer. Enseñarles primeramente agradecer a Dios por haber preservado su vida durante la noche, en segundo lugar ofrecerle a Dios todas las buenas acciones que harán y todos los sufrimientos que pasarán diariamente, también implorar a Jesucristo que los preserve de todo pecado durante el día. Enseñarles, al anochecer hacer un examen de conciencia y un acto de contrición. También les deben enseñar actos de Fe, Esperanza y Caridad. Algunos buenos padres de familia tienen cuidado en obtener un libro de meditaciones para leerlo y tener oración mental comunitariamente media hora al día. Esto es a lo que el Espíritu Santo nos exhorta a practicar. ¿Tenéis hijos? Instruirles la mente desde su niñez. Me volví y fijé mi corazón para saber y examinar e inquirir la sabiduría y la razón, y para conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error. (Ecl. 7:25) Entrenadles estos hábitos religiosos desde la infancia y cuando crezcan ellos perseverarán en ellos. La Reina Blanche, madre de San Luis Rey de Francia, acostumbraba a decirle a su hijo: “Hijo mío, preferiría verte morir en mis brazos, antes que en pecado”. Por lo tanto, que sea vuestra práctica, la que también infunda en vuestros hijos ciertas máximas de salvación, porque, ¿De que serviría ganar el mundo entero si perdemos nuestras propias almas? Todo en este mundo tiene un final, mas la eternidad nunca termina. Una de estas máximas bien impresas en la mente de una persona joven, la preservará siempre en Gracia de Dios. Sin embargo, los padres están obligados a instruir a sus hijos en la práctica de la virtud, no solamente por medio de palabras, sino, también con el ejemplo. Si das a tus hijos mal ejemplo, ¿cómo esperas que sigan una vida correcta? Cuando un joven libertino es corregido por una falta, su respuesta será: “¿Por qué me censuras, si mi padre hace cosas peores?" ¿Es posible para un hijo ser religioso y moral cuando ha tenido por ejemplo el de su padre de blasfemias y obscenidades, cuando pasa el día entero en los bares, casas de juego, cuando frecuenta casas de mala fama, y defrauda a su vecino ¿Esperas que tu hijo frecuente el agradecimiento, cuando vos mismo no lo haces ni una vez al año? Una fábula nos relata, que había un cangrejo que reprendía a sus hijos por caminar torcidamente, estos replicaron, “padre, veamos como caminas.” El padre caminó delante de ellos, aún más torcidamente que sus vástagos. Esto sucede cuando un padre da mal ejemplo. Por esto no tendrá el valor de corregir los pecados de los suyos cuando él mismo los comete. Para formar a los hijos en la disciplina del Señor, es también necesario alejarles de la ocasión de hacer mal. Un padre debe prohibir a sus hijos salir por las noches, o a una casa en la que su virtud está en peligro, o tener malas compañías. Despide, dijo Sara a Abraham, a esa esclava y a su hijo. (Gen. 21:10). Sara deseaba que Ismael, el hijo de Agar la concubina, fuera apartado de su casa, para que su hijo Isacc no aprendiera los vicios de aquel. Las malas compañías son la ruina de los jóvenes. Un padre debe no solamente alejar de sus hijos el mal del cual es testigo, sino que debe prevenir la conducta de sus hijos e informarse sobre las familias y los lugares que frecuentan, vigilar sus ocupaciones y compañías. Un padre debe prohibir a sus hijos que lleven a casa objetos robados. Los padres deben prohibir a sus hijos toda clase de juegos que traigan destrucción a las familias y a sus almas, Los santos están en el Cielo, porque los santos que están en la tierra son carne y si están próximos a las ocasiones, pueden convertirse en demonios. Existen padres que cuando son testigos de las faltas que se comenten en la familia, permanecen en silencio. Por temor de desagradar a sus hijos algunos padres rehúsan a corregirlos, pero, si ves a un hijo en una piscina y en peligro de ahogarse, ¿no sería cruel tomarlo de los cabellos y salvarle la vida? El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige. (Prov. 13:24) Si amás a tus hijos, corregilos, mientras crecen He dicho con la vara y no con un palo, debés corregirlos como un padre y no como un carcelero. Debés tener cuidado de no golpearles con pasión, porque entonces vos estarías en peligro y la corrección quedará sin fruto si se les golpea con mucha severidad y ellos creerán que el castigo es el efecto de la ira y no el deseo de tu parte por enmendar sus vidas. Tengo algo más que agregar, y es que Ustedes Padres o Madres deben corregirlos mientras están creciendo, para que cuando ellos alcancen la madurez, tu corrección no sea poca y veas el fruto. Debes abstenerse de corregirlos con la mano, de otro modo, se harán perversos y perderán el respeto hacia vos. ¿Qué tan correcto es usar injurias y blasfemias al corregir a los hijos? Priválos de algún alimento, de algunos artículos del vestido, o mandálos a su cuarto, o no los dejes salir con los amigos. Hemos dicho suficiente. La conclusión de este discurso, es que aquel que haya formado mal a sus hijos, deberá de ser severamente castigado y aquel que los haya formado en la virtud, recibirá una gran recompensa. Si vos has tenido el valor de leer este sermón, que más que una valiosa advertencia, es la exigencia que necesita permanecer profundamente en la mente de los padres. Si vos haces copias de esta charla y lo distribuyes a muchos padres, será agradable a Dios y vos estarás acumulando tesoros en el cielo, ya que este tipo de instrucción es la que todos los padres de familia necesitan en la difícil tarea de criar a sus hijos. Dios te bendiga en tan noble tarea.

Leer Más...

Que es "ser amigo?"

Hola Hermanos. La verdad es que no se que me esta pasando últimamente. Siento cosas que no puedo definirlas de otra manera que no sea un propósito de mi amado Dios. Fíjense que esto es una cosa rara, pero explicable. Aquellos que predican la palabra saben de que les hablo. Y aquellos que llevan la palabra a las personas necesitadas mas aún. Cuantas veces escucharon a hermanos decir: Si subo al púlpito, no se que decir Pastor. Por favor prepáreme algo. Deme una ayuda. Y también varias veces escucharon al Pastor decir: no te preocupes, el Señor pondrá las palabras correctas en tu boca. Y eso es cierto. Si sentís que estas preparado, hacelo. Toma esto en cuenta: cuando le hablas a alguien de Dios (por que me imagino que lo harás alguna vez a esto) no te das cuenta pero le estas predicando. Y no es tener buenas intenciones el hablar de Dios. Las buenas intenciones sin Dios, se desvanecen, no perduran. Y hace unos días que me tiene dando vueltas esto de la amistad. De tener un amigo, que seguramente lo tenes. Pensaste alguna vez si te importa o no tener un amigo? Hoy quiero hablarte acerca de la importancia de un amigo. Y tengo ganas de hacerte una pregunta y es con ayuda, por que la voy a hacer y van a tener tiempo de pensar la respuesta. Si yo te preguntara, qué significa para vos un amigo, o una amiga, sea lo que sea? Qué es un amigo para vos? Qué me responderías? Probablemente si la pregunta la hago en el ámbito de la Iglesia, alguien me respondería: UN HERMANO. Le pregunté a la persona mas cercana a mi vida y me respondió esto: Es el hermano que uno elije en la vida. Ohhhhhhhhh que cierto. Pero voy a salir del ámbito de la Iglesia. Qué es un amigo para vos? Alguien me diría esto: Alguien en quien se puede confiar. Otro estaría de acuerdo, otro diría pienso igual. Un amigo, qué es un amigo? Un amigo esuna persona que se abre, que comparte. Qué es un amigo? Alguien a quien amamos y que nos ama. Y con esto voy a ir terminando el concepto. Qué es un amigo? Y alguien me respondió: Un amigo es alguien que nosotros amamos y que nos ama y que nos entiende en nuestra variedad de situaciones. Qué lindo se oye eso, yo no lo podría haber dicho mejor. Jesús le dijo a sus discípulos, a su grupo más íntimo, que amigo era aquel que estaba dispuesto a dar la vida por sus amigos. Recuerdo un himno que compuso el puertorriqueño Raúl Burgos y que tuve la oportunidad de grabar hace ya varios años. Aclaremos que yo lo escuchaba y aún lo hago. Les aclaro que Raul Burgos era un ungido cantautor que por mas de 35 años Dios lo ha usado para tocar millones de vidas a través de las alabanzas que Dios le ha dado y que partió con el Señor el lunes 16 de julio de 2012 a las 4 de la tarde por un derrame. El himno decía que “amigo es aquel que te extiende la mano, se ocupa de ti, no te deja de lado. Y que la vida daría de ser necesario y que siempre pregunta por ti”. Luego establece la verdad bíblica, Jesús siempre está con nosotros, no nos abandona y “él cuida y vela por ti”. Jesús es el amigo perfecto, pero, nosotros sus seguidores, también tenemos que mostrarnos amigos con los seres humanos siguiendo su ejemplo. Dios mismo se hace amigo nuestro. Por su amor tan grande nos dio a su único Hijo para que todo aquel que en él crea tenga vida eterna. Es un amor que tuvo un gran costo, pero que no requiere de inversión económica por nuestra parte. Solamente requiere que le creamos y que lo compartamos con las demás personas, todos los días, sin ningún motivo particular. ¿Cuál es nuestra inversión? Interés, tiempo, pasión. Eso. Que nuestro interés en la misión sea mostrar amor todo el tiempo y tener esa pasión de Jesús por las almas. Pero volviendo a nuestro tema. Yo he sido el único que he escuchado esa canción o no? Hagamos una cosa, vayan conmigo a Juan, Capítulo 15, porque este tema no me lo estoy sacando de la manga, que conste. Juan Capítulo 15, verso 14. En algunos países, por no generalizar, Uds. saben qué significa un amigo? Estoy seguro que todos dirán que es una responsabilidad, y eso está bueno porque es algo bien cierto. Eso me gustó. Una responsabilidad, buena o mala? Buena. Juan, Capítulo 15, verso 14, quiero ver si este versículo te hinca a vos igual como me hincó a mí. “… Jesús dice, Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.…” Sabés algo acerca de una amistad con condiciones?. Porque nosotros solemos decir: pero sí yo te doy mi amistad incondicionalmente. Pero hay amistades que tienen condiciones. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando, y el verso 15 dice: “…Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su Señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer… ” Este es el texto que yo voy a usar como base, para lo que yo entiendo, que van a ser varios mensajes. Ahí hay dos amigos que están hablando. Esto lo voy a tener que dividir en partes. Pero mirá, basado en las respuestas que seguramente diste y otras cosas que tengo aquí en mi cabeza, y si yo uso, por ejemplo, Proverbios 17, miren cómo dice Proverbios 17:17, dice: “…En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia…” Mirá, hoy en día hay muchas personas que buscan, que viven y anhelan, y desean tener amistades genuinas. Yo soy uno de ellos. Yo no creo que haya nada malo con poder decir eso. Y la razón por la cual están buscando eso, es porque de una forma u otra, hay un sentido de soledad en su interior. Y puede ser, vos y yo hemos visto en algún momento, personas que tienden a aislarse, que vos los ves que están solos o solas por su cuenta y como si estuvieran deseando que nadie las mire. Como también puede ser una persona que tiene a muchos otros a su alrededor y vos lo ves que es una persona bien social y qué sé yo, pero a pesar de eso, tiene también incorporado ese sentido de soledad. No se siente genuinamente conectado con otras personas. Y la gente está buscando ese sentido de amistad. Hay muchos que lo desean con ansias, con ganas. Hay otros que han sido traicionados por lo que pensaban que era una amistad genuina. En otras palabras, esto es algo que abarca una multitud de cosas y yo espero en estos próximos renglones, tener la oportunidad de poder entrar de lleno en este tema y tocar alguno de esos puntos. Pero mirá, ese sentido de amistad, yo puedo decir, que está pegado en la misma naturaleza de Dios. O mejor dicho, en la imagen de Dios en nosotros. Si nosotros somos creados a la imagen de Dios, y nosotros sabemos que Dios es un Dios trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres seres habitando en uno, que hay una relación, una dinámica entre estos tres individuos que constantemente se hablan y se nutren y se informan el uno al otro, y toman acción el uno al otro. Esa misma imagen que está en Dios, esa misma imagen está en nosotros. Por ende, en nosotros hay una necesidad de poder estar en conexión con otras personas. Muchos de nosotros encontramos esa conexión íntima en un cónyuge, un esposo, una esposa, en nuestros padres, o madres, o un hermano, o una hermana, un abuelo, una abuela, un tío, una tía, o en un pastor, o la encontramos en un amigo, en una amiga que tenemos a nuestro alrededor. hay algunos que lo encuentran en el perro o en el gato. Que cosa! Pero el asunto es que esa necesidad de conexión, de estar en relación, de interdependencia es algo innato en nosotros porque es parte de la naturaleza de Dios en nosotros. Así que el querer tener un amigo, una amiga, es algo que se nos va a salir de los poros de una forma u otra. Pero bueno, si yo fuera a decirte, cómo podemos definir la amistad? Y esto es cierto, me podes creer que yo fui al diccionario de la Real Academia Española y no encontré una definición que me hiciera, hmm, que bueno se oye eso! No la encontré. La tuve que hacer yo. Y por supuesto te voy a compartir la definición de acuerdo al diccionario de la Real Academia mía. Prestá atención. Esto es lo que yo pienso que es una amistad, a ver si te convence, a ver si te puedo vender mi diccionario. Esto es lo que yo digo: “La amistad, o un amigo, es una persona que profesa y vive una afinidad íntima con otro o con otra, de acuerdo a valores similares compartidos, sin exceder los límites de lo que pueda ser justo u honesto en esa relación.” A ver, recapitulemos por favor. Dejame volver para atrás un momento. Lo digo otra vez. La amistad, o un amigo, es una persona que profesa y vive una afinidad íntima con otro o con otra, de acuerdo a valores similares compartidos, sin exceder los límites de lo que pueda ser justo u honesto en esa relación. Primero, yo digo que es algo que se profesa y se vive. En otras palabras, no solamente te estoy diciendo que soy tu amigo, sino que también, en mi vida, yo te muestro y te demuestro que soy tu amigo. Me seguís por dónde voy? A ver, yo digo que soy amigo de una persona y mis acciones valorizan o le dan valor a lo que yo digo que soy. Así como actúo, así vivo. Cuando hablo acerca de una afinidad, estoy hablando de una afinidad basada en valores o intereses compartidos que puedan tener esas personas. Y aquí esto puede ser un poquito controversial, porque puede ser que a una persona le gusta el futbol y al otro le guste el ciclismo, pero lo que pueden tener en común, es que les gustan los deportes, ¿cierto? A simple vista tal vez no hay algo genuino que comparten, pero en esencia sí lo hay. Por último, son personas que conocen sus límites y los respetan. En otras palabras, no están metiéndose todo el tiempo en sus cosas personales, sino que le dan a la otra persona su espacio también. Creo que ahora si di en la tecla, qué tal esa definición, te convence sí o no?. Cómo surgen las amistades? Cómo surge una amistad? Aquí yo puedo decir que también esto depende de cómo pueda surgir una amistad. Porque puede ser que una amistad cueste mucho tiempo para formarse, o como puede ser que una amistad también empiece ahí en el primer encuentro. Mirá un ejemplo bíblico. Anda a Primera de Samuel, Capítulo 18, y mirá lo que pasó aquí, en el primer verso. Si te relato la historia que está antes, la historia que está antes es innegablemente, cuando David derrotó a Goliat, le cortó la cabeza y obviamente a él lo reportan y lo traen delante del rey Saúl. Yo quiero que vos te imagines esto, en el palacio, David llega del campo ahí, todo sucio, y tal vez con sangre salpicada en su cuerpo, y llega con la cabeza de Goliat, ahí en la mano. Y entonces está el rey Saúl sentado en su trono de frente, sus asesores o consejeros están al lado de él, y por ahí, por una esquinita está su hijo Jonatán, viendo todo lo que está pasando. Entonces en Primera de Samuel, Capítulo 18, verso 1 al 4 dice: “… Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl… (él, siendo David ) … el alma de Jonatán quedó ligada con la de David y lo amó a Jonatán como a sí mismo. Y Saúl le tomó aquel día y no le dejó volver a la casa de su padre e hicieron pacto Jonatán y David porque él le amaba como a sí mismo y Jonatán se quitó el manto que llevaba y se lo dio a David y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte…” Presta atención. Esto fue una amistad que salió del primer encuentro. Es como que Jonatán se dio por completo, se identificó con David. Hubo algo que cuando se miraron cara a cara, fue como una conexión directa el uno con el otro. Esta fue una amistad que surgió rápido. Pero también te quiero demostrar una amistad que se tomó mucho tiempo en surgir? A qué no sabes cuál es? La de Jesús con sus discípulos. Y acá te tomo la prueba: sabes por que? Te acordás del verso que acabamos de leer, Juan, Capítulo 15? Sabes que a los discípulos les costó 3 años de espera para escuchar que saliera de la boca de Jesús, o mejor dicho, que él mismo pudiese decirle a ellos, ustedes son mis amigos. Porque estas palabras que Jesús les estaba diciendo a sus discípulos, se las estaba diciendo momentos antes de él ser arrestado. Así que si vos contas el tiempo en que Jesús comenzó su ministerio antes de haber escogido a sus discípulos, hasta que los escogió y siguió desarrollando con ellos una conexión de maestro, aprendices, y llegó a ese punto, horas antes de ser arrestado y ahí fue donde les dijo, ustedes son mis amigos. Esa relación de amistad se tardó 3 años en desarrollarse. Muchas historias, muchas jornadas, mucho tire y afloje, mucho cuestionamiento, mucho aprendizaje, incluso a uno de ellos le dijeron “apártate de mí, Satanás. No te conozco.” Se tardan mucho tiempo algunas relaciones en crecer. Así que todo depende. Pero la clave que yo puedo decir para toda amistad, es tiempo. Mirá cómo yo lo digo, pero no es mi definición, esto lo dijo otra persona: el tiempo intencional que uno le dedique a conocer y darse a conocer. Hay dos partes aquí. el tiempo que uno dedique intencionalmente en poder conocer a alguien y el tiempo que uno demore en darse a conocer también. Creo que me vas entendiendo. Yo no sé si vos viste un email que se titula “La amistad es un arte”, a mí una vez me enviaron un email que decía así. No lo han leído a ese email? Es un email que básicamente lo que dice es que la amistad es un arte, porque un amigo lo que quiere hacer es saludarte, hablarte, escucharte, abrazarte, molestarte, aconsejarte y puedo seguir diciendo otras cosas que tienen que ver con arte, pero no las voy a decir, me voy a enfocar en esas nada más. Por lo tanto la amistad es un arte y el arte es algo difícil, es algo que lleva su tiempo. Una cosa es ser pintor y poner colores en un lienzo y otra cosa es ir detalladamente dándole forma a ese arte. Pero a la misma vez: que es un arte, yo puedo decir que la amistad tiene distintas variantes. Están las personas que son los conocidos, están las personas que son los amigos, y está el o la amigo o amiga. Tu compadre, tu amigo, como quien dice. Tu uña o tu carne como le quieras decir. Ahora, pero asimismo yo digo que uno no puede ser un trozo de Plata para todo el mundo. Es más, yo me atrevo a decir que hasta el mismo Jesús tenía su círculo de amistades, Aún dentro de sus propios discípulos. Sabés por qué? Cuántos discípulos eran? 12, ¿verdad? Uno de ellos hay que descontarlo, vamos a pensar que eran 11. Ahora imaginate eso, uno de esos amigos ya estaba designado a que lo fuera a traicionar. Jesús compartía con cada uno de ellos, pero dentro de esos 12 habían 3 en particular con los cuales Jesús se apartaba a orar con ellos. Quiénes eran esos 3? Juan, Pedro y Jacobo. Estaban esos tres. Pero de esos 3, había solamente uno que Jesús le permitía que se recostara sobre su pecho. Hmmmm, casi estoy seguro que lo sabés, pero igualmente te lo voy a decir. No, no fue Pedro ni Jacobo. Fue Juan. Así que si miras con detenimiento este ejemplo de Jesús, es decir que Jesús como quien dice, tenía su grupo pequeño, tenía sus niveles con quién entraba en intimidad de alguna forma u otra, y es bien interesante si vos mirás (entiendase LEER) los cuatro Evangelios, vos vas a ver que esa dinámica se repite en distintas formas. O sea, hay otro proverbio que dice que un hombre puede tener muchos amigos, pero amigo que sea como hermano, solamente hay uno. Y hay veces que, en ese deseo de poder tener amistades, uno se quiere vender como si fuera el mejor amigo de todo el mundo, pero a la misma vez no está logrando alcanzar nada ni a nadie. Porque queremos abarcar mucho y apretamos poco. Así que, de nuevo, vos puede que quieras ser un amigo, pero no a todo el mundo vos le vas a caer como un trozo de Plata. Para algunos seguramente vos vas a ser un trozo de Hierro, para otros tal vez un trozo de Aluminio, para otros tal vez un trozo de Cobre o un trozo de Oro. Así que, no voy a decirte que para nadie vos puedas ser un centavo, por favor, no te voy a bajar a ese nivel. Ahora, voy a ir resumiendo. De nuevo, voy a tener que darle un ‘continuará’ a esto. Obviamente las amistades no son fáciles para desarrollar. Qué es lo que dice Proverbios 27, verso 17? Esto es algo que hemos oído mucho. Dice: “…El hierro afila el hierro y así mismo el hombre afila a su amigo…” Suena bien bonito esto, en inglés suena mejor: “Iron sharpens iron”, pero en castellano quiere decir: Una forma de afilar un cuchillo es frotarlo contra otro cuchillo. De igual manera Dios pone en nuestro camino amigos que nos ayudan a tener "mejor filo". Suena nítido así. Pero ¿Sabes qué? Ese proceso de que un hierro afile otro, no es nada fácil. El proceso de que el hierro afile otro pedazo de hierro es un proceso que es bien duro. Y es más, hasta algunas personas puede ser, que les de esa sensación desagradable en los dientes y encías, por así decirlo. Es más, yo me atrevo a decir que vos te acordás de ese sonido, cuando alguien arrastra las uñas en una ventana de metal o por un vidrio? Yo solía hacer eso de maldad cuando estaba en la escuela. Ojo, que me estoy dando a conocer. Pero mirá esto, yo recuerdo que en mi casa, mi papá tenía una piedra de afilar cuchilllos. Nosotros teníamos un árbol al frente de la casa que lo podábamos con un machete. En ese entonces no había de motosierras de las que se usan ahora para podar árboles. Y claro había que afilarlo al machete. Y cuando yo aprendí a usar esa piedra para hacerlo, obviamente la piedra gira en un solo sentido. Y la haciamos girar con un pedal que accionabamos con nuestro pie, y uno tenía que agarrar el machete en la dirección contraria, para que se pueda sacar filo. Yo recuerdo que como mis manos no eran tan fuertes, cada vez que yo pegaba el machete a la piedra, se me iba con la piedra, porque no lo podía aguantar. Y yo, al ver esa imagen, me digo: Que interesante, porque cuando un metal está afilando otro, son dos súper duros y que se mueven en direcciones opuestas, sin embargo, el mero hecho de que van en direcciones opuestas, ahí es donde se le saca el mayor provecho. O sea, ahí es donde se afilan. Y ahí es donde yo veo, mi hermano, donde está la belleza de poder tener un amigo. Y aquí es donde yo voy a resumir, al menos esta parte para terminar. Porque un amigo no necesariamente es la persona que te va a estar haciendo reír en todo momento. Un amigo es la persona que también se va a atrever a confrontarte y decirte lo que estás haciendo mal. Sí, un amigo es la persona que te va a tirar el brazo y va a llorar con vos, y te va a aconsejar, pero un amigo real es el que si te ve que estás, (como con quien dice: con las manos en la masa), te lo va decir, amigo, hay que revisar algo aquí. Es la persona que se atreve verdaderamente a definirte tal cual vos realmente sos. Eso es un amigo de verdad. Porque es el amigo el que sí se va a sentar contigo a tomar un café, te va a escuchar, va a buscar entenderte. Si no entiende algo de lo que vos le digas, va a hacer un esfuerzo adicional y te dirá seguramente: decime más de esto, porque quiero de verdad entender qué es lo que vos estás procesando, qué es lo que vos estás viviendo, qué es lo que vos estás sintiendo. Está ese sentido de empatía (significa La empatía es la capacidad psicológica o cognitiva de sentir o percibir lo que otra persona sentiría si estuviera en la misma situación vivida por esa persona), que me permite sacarme mis zapatos para meterme en los tuyos aunque sean incómodos, pero quiero entender en donde vos estás parado. Y eso, obviamente, mis hermanos, yo tengo que entender que no todo el mundo lo puede hacer. Hermano, vos no estás diseñado para abrirte como un libro a todo el mundo. No. Eso solo ocurrirá con aquellas personas con las que vos hayas encontrado una afinidad. Esa afinidad hará que vos puedas hacer como Jonatán, que se quitó su manto y se lo dió a esa persona, que se quitó su espada y se la dió a esa persona. Es como quien dice, te estás desarmando por completo, y volcando en esa persona lo que vos sos, todo lo que vos tenés. Ahí es donde se mide un verdadero amigo. Donde no tan solo apuntamos a las cosas bonitas, sino que también vemos esas asperezas y buscamos cómo afilarnos. Es el amigo que te va a decir, mirá, esto hay que arreglarlo. Y a la que nosotros somos capaces de decirle que si en algún día el ve algo en mi que yo tengo que arreglar, por favor, que no se lo calles, que me lo diga. Pero, me siguen por dónde voy, mis hermanos? Miren, hay un punto al cual yo quiero llegar con todo esto. Obviamente no lo voy a hacer hoy. Pero yo quiero que vayas pensando en estas palabras que yo estoy compartiendo con vos. Hermano/a, necesitas un buen amigo, una buena amiga, y yo sé que en Jesús tenemos el mejor de todos los amigos, pero también nos hace falta tener ese amigo o amiga con quien nos podemos medir, con la que podemos hablar de igual a igual. Ese amigo hace falta. Es el amigo al que si le decís a las de siete de la tarde necesito ir a tomar una gaseosa, quieres ir conmigo? Te responde: Claro, vamos. O si tienes que tomarte un café a las 8 de la mañana porque necesitas resolver algo antes de ir a tu trabajo y necesitas resolver eso con alguien, seguramente estas pensando en ese amigo, y vos sabes que él puede sacar de su tiempo para sentarse con vos y lo hace. O que si estás en un momento de necesidad o de tribulación y necesitas estar seguro de alguien que verdaderamente va a orar por vos, no que necesariamente vos tenes que decirle, mira amigo, ora por mí. Y te dice, sí, sí, sí, tranquilo, que yo te voy a mantener en oración, o mejor aun, imaginate lo que va a hacer esa persona cuando vos la llames? Seguramente, ahí mismo en el teléfono te va a decir, vamos a orar ahora mismo. Nos hacen falta tener esos amigos. Estamos viviendo en un mundo donde ese sentido de amistad se busca por todos lados, sin embargo, se desnaturaliza en el sentido de la famosa frase que dice: que nadie confía en nadie. Y obviamente todo eso viene por una mochila de otras cosas que las diré después. Pero ahora piensen esto: hay alguien que está buscando en vos un amigo o una amiga. O vos en estos momentos estás buscando en alguien un amigo o una amiga. El propósito de Dios no es que nadie esté solo,(y de eso te puedo dar pruebas yo), y eso que se habla en Génesis, no tan solamente se aplica a un contexto de pareja de hombre y mujer. También se aplica a nuestro diario vivir. Eso de que nadie esté solo, sino que nosotros podamos saber que tenemos una persona con quien podemos contar, que si necesito hablar con alguien, sí, lo podemos hacer. Y esa persona son Los Pastores. Puede ser que nosotros los Pastores seamos un trozo de Cobre para algunos, pero puede ser que alguien, mejor que nosotros, un trozo de Plata o un trozo de Oro para su vida. Pero todos juntos formamos un compuesto que nos permiten ser parte de una familia. Mirá, no se te sientas mal. Si vos querés tener una amistad bien íntima con una persona, pero esa persona no te responde. Ya esta. Fué. Busca otra persona. No hay nada malo en eso. Lo peor que puede pasar es que vos te sientas mal o frustrado por que fulano no te quiere. Si fulano o fulana no te quiere, buscá a mengano, que lo más seguro es que el sí te quiera, buscalo a Carlitos que lo más seguro es que el sí te quiera. Eso es lo mejor que hizo Dios, creó a toda una humanidad. Pero, miren, lo voy a dejar aquí. Solamente los quiero poner a pensar, a reflexionar en esa idea. Jesús nos llama a nosotros amigos, esa es la otra parte que voy a leer, y qué viene de Dios. Cómo él es nuestro amigo y cómo nosotros somos amigos de él? Así que continuará. Hermano mío, revisa tu lista de prioridades. Mirá con verdad si no te ha quedado un amigo, una persona por ahí olvidada. Tal vez hay alguien sufriendo por tu indiferencia. Yo se que el Señor te está mostrando en este momento a esa persona que dejaste atrás. Piensa que tal vez alguien hizo lo mismo con vos alguna vez y de seguro te dolió. Este es el momento en que el Señor te esta diciendo en el silencio, le esta diciendo a tu corazón, andá, llamalo, andá a verlo, andá y decile que estas arrepentido de haberte olvidado. Que te perdone. Si piensas como yo, te pido que juntos hagamos esta oración al Padre. Padre, te doy las gracias por este tiempo que hemos podido compartir con mis hermanos y hermanas. Señor, enséñame a amar a todos mis amigos, a la gente que me rodea y que está cerca de mí, a aquellos que me aman de corazón, y le dan un valor a mi vida, inclino mi corazón para bendecirlos, devolverles ese amor especial con el cual me han amado, nunca olvidar el valioso tiempo y esa mano de ayuda que me brindan cuando más lo necesito, dame de tu gracia para que nunca se alejen de mí. Enséñame a honrar a todos los que me bendicen y me prestan sus hombros para llorar, a todo aquel que me acompaña en el dolor, con el que siempre puedo contar, llena mis manos de abundancia así como la reina de Saba la cual bendijo poderosamente al Rey Salomón, dame ese glorioso privilegio de honrar en grande a quienes me honran y bendicen, te ruego que me concedas este deseo. Señor mío, decreto en este día los tres tiempos de Dios en nuestras vidas: El cronos, llamado tiempo de madurez, de transición, de nuevos comienzos, y sobre todo un gran milagro de su gracia para llegar a concebir en mi matriz espiritual la concepción, y puerta de conexión para llegar al Kairos. Kairos: es el tiempo del embarazo, en donde veré su “de repente”, lo inusual, las semillas de los sueños proféticos, la vida de soportar los desiertos, los vientos contrarios, la sequías los tiempos malos y llegar al convencimiento que no abortaré el mejor tiempo de mi vida, hoy ha llegado el día del nacimiento, pasó la tormenta, y se anuncia que nacerá el tercer tiempo. El Plero: tiempo del nacimiento, el éxito, la vida, los milagros, lo glorioso y lo sobrenatural, porque sobre mi nacerá su gloria. Señor, que se cumpla en mis Hermanos tu propósito. Amen y Amen

Leer Más...

El por que tenemos que trabajar y como hacerlo

Nunca te ha tocado lidiar con gente que es perezosa? Capaz que alguna vez le pediste algo a alguien y te dijo que si y no lo hizo, o lo que es peor aun, te dijo directamente que no lo haría. Yo conozco gente que rechaza un beneficio económico por el solo hecho de no ir a hacer cola para cobrarlo. Hoy en día muchas cosas son las que encontramos en el mundo. Para muchos el trabajar es solo pasar un tiempo fuera de la casa, y encima te pagan por eso. He visto muchos empleados decir, “a mi me pagan por trabajar, no para ser educado” y cosas parecidas. En este día que festejan cosas del mundo, yo quiero hablar de la forma en que Dios quiere que nosotros consigamos el dinero. El sueño de muchos es volverse repentinamente ricos, ganando la lotería o recibiendo una herencia inesperada. Sin embargo, la Biblia declara claramente: "La herencia de fácil comienzo no tendrá un final feliz." (Proverbios 20:21) Te pusiste a pensar cuál es el camino de la verdadera prosperidad? Esta es una palabra que tiene un solo significado y le dan 50.000 usos. Fíjense que se puede interpretar como Bienestar (con que relacionamos bienestar?), o también se puede decir Bonanza y no me refiero a la serie de televisión. El camino a la verdadera prosperidad económica, la prosperidad que Dios desea para nosotros, no empieza con oro caído del cielo; más bien, ese camino se encuentra en los campos del trabajo. Dios quiere cambiar nuestra perspectiva acerca del trabajo. Pero, ¿será que el trabajo esalgo bueno? Sí, claro que sí. Dios creó el trabajo como una parte íntegra de la vida humana. No debemos de verlo como algo que tenemos que hacer sólo para sobrevivir, sino más bien como algo bueno, de origen divino. Aunque el trabajo, como todo aspecto de la vida humana, ha sido afectado por el pecado, Dios quiere que su pueblo rescate el valor del trabajo. Ahora veamos esto: Leamos las palabras de Jesús en Juan 5:17-18: 5:17 Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo. 5:18 Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios. Acá vemos que: Dios declara la dignidad del trabajo Jesús hace esta declaración para defender su obra de sanar en día sábado. Los judíos entendieron que, al hacer esta declaración, El se hacía igual a su Padre celestial. Este verso es uno de los muchos que demuestran que Jesús sabía que El era Dios. Pero presten atención a lo que El dice. El declara que su Padre, Dios, trabaja, y que El también trabaja. Quisiera hacerte una pregunta pero que Vos te des para Vos la respuesta, permiso: cuando te imaginas a Dios, ¿cómo te lo imaginás? Vos que están leyendo y yo, sabemos de sobra que no debemos de hacernos imágenes de Dios, y es imposible representarlo físicamente. El es Espíritu, no carne como nosotros. Sin embargo, y soy reiterativo: si nos imagináramos a Dios, quizás lo veríamos sentado en su trono celestial, con los ángeles atendiendo cada uno de sus más mínimos antojos. Algunos se lo imaginarán casi jubilado, con todo bajo control, simplemente dando órdenes. No quiero imaginar como te lo debes estar imaginando. Ahora, quiero toda tu atención a lo que voy a decir, porque es muy importante. En eso que nos imaginamos, hay algo de verdad; es cierto que Dios está completamente en control de todo, y que El reina. Los ángeles están a sus órdenes. Sin embargo, El es Dios; ninguna idea humana lo alcanza a captar. Y si sacamos la conclusión de que Dios simplemente está descansando todo el tiempo, estamos equivocados. Aquí Jesús nos dice que Dios trabaja. Ante esta frase, no quedan dudas, verdad. Si Dios lo hace, tiene que ser algo bueno, ¿no es cierto? Dios no hace cosas malas, ni mucho menos innecesarias. Por eso, cuando nosotros trabajamos bien, estamos imitando a Dios. De hecho, esto forma parte del plan de Dios para nosotros. Se los voy a demostrar: Vamos a Génesis 2:15: "Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase". Cuando Dios creó al hombre, el propósito que el tenía tanto para el hombre, como para la humanidad fue que trabajara. El trabajo no es una maldición; no es un castigo. El trabajo es algo bueno, algo que Dios hizo para nosotros. Lo que quiere decir esto, y lo que yo les quiero decir con esto, es que es completamente errónea la idea de que seríamos felices si simplemente pudiéramos quedarnos en casa todo el día viendo la televisión. Esto no es algo que me enorgullezca, pero te aclaro que te lo afirmo por que yo hice eso en mi pasado. ¿Me estás entendiendo? ¡La gente y muchos Hermanos deben quitarse esa idea de la cabeza! Y también debemos enseñar a nuestra familia, a nuestros hijos que el trabajo es algo bueno. Hay que tener mucha cautela y cuidado con la forma en que hablamos a otros del trabajo. Si tenes una expresión parecida a esta: "Ay, otro día de trabajo. ¿Por qué no puedo descansar otro rato?", ellos van a tomar para sí, tu actitud hacia el trabajo. Van a pensar que es algo malo, algo para esquivar. Van a pensar que la vida sólo sirve para divertirse. Pero la sabiduría que mana del Evangelio nos enseña que Dios mismo trabaja, que El nos creó para trabajar y que El es quien premia nuestro trabajo. Veamos Colosenses 3:22-24: 3:22 SierVos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. 3:23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 3:24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Pablo aquí le está hablando a los sirvientes. Todos nosotros somos sirvientes, (en cierta forma), de nuestros empleadores. Estas palabras son para nosotros también. ¿Qué nos dice? ¿Nos dice que trabajemos nada más cuando el jefe nos está mirando? ¿Nos dice que saquemos sólo el trabajo necesario para que no nos corran? Todo lo contrario, nos dice que recordemos que Dios nos está mirando, y que El es quien recompensará nuestro esfuerzo. Cuando Vos estés en el trabajo, recordá que Dios te está viendo. ¿Quieres que te vea con gusto, y que te dé una recompensa por tu buen esfuerzo? Alguien dijo: "Siempre me gusta dar el 100% en el trabajo. Doy el 12% el lunes, el 23% el martes, el 40% el miércoles, el 20% el jueves y el 5% el viernes." Esto es lo que Dios nos pide? No, para nada. El declara valioso el trabajo: tan valioso que El mismo lo hace, tan valioso que El nos creó para trabajar, tan valioso que El nos dará nuestra recompensa. Ahora veamos 1 Tesalonicenses 4:10-12: 4:10 y también lo hacéis así con todos los hermanos que están por toda Macedonia. Pero os rogamos, hermanos, que abundéis en ello más y más; 4:11 y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, 4:12 a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada. No se Ustedes, pero a mi me queda muy claro que Dios dice que el trabajo es parte de nuestro testimonio. Que fuerte este versículo:"que tengáis por vuestra ambición el llevar una vida tranquila, y os ocupéis en vuestros propios asuntos y trabajéis con vuestras manos, tal como os hemos mandado." ¿Cuál es tu ambición? ¿Tener dinero? ¿Ya no tener que trabajar? Dios te dice que ambiciones una vida tranquila, donde trabajas con tus manos. ¿a pregunta que te debes hacer es para qué? Y la respuesta es clara: para que puedas dar un buen testimonio de tu fe. Dice el verso 12: "para que por su modo de vivir se ganen el respeto de los que no son creyentes." Los creyentes en Cristo debemos de tener fama de ser buenos trabajadores, para que los demás se den cuenta. Ahora, una pregunta personal: en tu lugar de trabajo, ¿qué dicen de Vos? ¿Das testimonio con tu dedicación al trabajo de ser un seguidor de Cristo? Dios te dice que tu forma de trabajar es parte de tu testimonio ante el mundo que te observa. Sumemos mas fundamentos, fijate lo que dice 2 Tesalonicenses 3:10: "Porque también cuando estábamos con Vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma." Prestemos atención Hermanos. Estamos ante la presencia de un principio básico para la Iglesia: el que no quiera trabajar, que no coma. Es importante que nos quede muy claro que aquí no habla del que no puede trabajar, sino el que no quiere trabajar. La persona que no puede trabajar, sea porque no encuentra trabajo o porque tiene limitaciones de otra índole, debe recibir ayuda compasiva. En cambio, la persona que no quiere trabajar debe de ser motivada por el hambre. Hay una referencia mas que interesante en el trasfondo de este pasaje. En la iglesia de Tesalónica, había mucha duda y mucha fascinación con la segunda venida de Cristo. En las dos cartas que Pablo les escribió, él tuvo que aclarar ciertas dudas que ellos tuvieron acerca de este tema. Parece ser que había en la congregación varias personas que habían dejado de trabajar, porque decían que Cristo iba a regresar en cualquier momento, así que ¿para qué trabajar? Tan fácilmente podemos encontrar pretextos que parecen ser muy espirituales para convertirnos en tibios y perezosos. Frente a esto, Pablo responde: ¡No! El que no quiera trabajar, que no coma. Hoy en día vivimos también con la expectativa de que Cristo va a regresar, y cuando miro las cosas que suceden en este mundo, creo que será pronto. Sin embargo, mientras esperamos su venida, tenemos que trabajar con nuestras manos y prepararnos para el futuro, porque no sabemos cuándo vendrá El. El trabajo es parte de nuestro testimonio, y debemos de dar un buen ejemplo con él. Presta atención a lo que dice Efesios 4:28: "El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad." En Efeso, aun las personas de muy baja clase se estaban convirtiendo a Cristo. Algunos de ellos antes se habían dedicado a robar para sostenerse, pero ahora estaban aprendiendo un nuevo camino de vida en Cristo Jesús. Pablo les dice que ya no roben, sino que se pongan a trabajar. Pero esto no es sólo para poder vivir honestamente; es para poder tener qué compartir con los demás. Yo me pregunto y te pregunto: ¿cuántos de nosotros vemos el trabajo como una fuente de generosidad? Me imagino que pocos los hacen. Sin embargo, es un gozo poder compartir con otros. Es un gozo poder ayudar a un hermano que tiene necesidad. Es un gozo poder apoyar a los misioneros. En otras palabras, que nos está diciendo este versículo? Nos dice que Dios dispone el trabajo como fuente de generosidad Ese gran gozo se hace posible en la medida en que nosotros vemos nuestro trabajo, no sólo como una forma de sostenernos a nosotros mismos y a nuestra familia, sino también como una fuente de generosidad. Si tienes la oportunidad de ganar un poco extra, ¿qué piensas hacer con ese dinero? ¿Lo piensas compartir con otros? ¿O sólo piensas en lo que puedes comprar con él? El trabajo te permite compartir y ayudar. Para finalizar, les hago esta pregunta: Alguien observó una vez que Dios da a las aves su alimento, pero no se lo hecha al nido. Nosotros también tenemos que trabajar para poder vivir. Pero para los que somos creyentes, el trabajo es mucho más que simple sustento. • El trabajo tiene gran dignidad, porque Dios lo hace. • El trabajo es parte del testimonio que le damos al mundo. • El trabajo es una fuente de generosidad. Te quiero invitar ahora a que consideres tu propia actitud hacia el trabajo. ¿Cómo lo ves? En estos momentos de decisión, te invito a comprometerte con Dios en ver tu trabajo como El lo ve. Permíteme, que en este día, mientras todos festejan, yo te quiero invitar para que Vos y yo hagamos una oración Padre en el nombre de Jesucristo tu hijo amado y por el poder de tu palabra que dice: Y TODO CUANTO PIDAN EN MI NOMBRE (en el nombre de JESUCRISTO) LO HARÉ, PARA QUE EL PADRE SEA GLORIFICADO EN EL HIJO . Por lo tanto recibo respuesta a esta Oración, recibo liberación poderosa y bendición en la economía de tus hijos en esta hora, todo impedimento y obstrucción del enemigo es quitado, destruido, arrancado y desecho en el nombre de Jesucristo. Dios Todopoderoso, Dios de maravillas señales y prodigios, Dios Jireh, Nuestro Proveedor, en esta hora Levántate y sean esparcidos los enemigos de las finanzas de tus hijos, en el nombre de Jesucristo y por el poder de la sangre de Cristo, la ruina, la miseria, la escasez, la derrota retroceden de la vidas de tu pueblo, de tus hijos, de los que temen a tu nombre, de aquellos que han consagrado sus vidas a ti. La ruina, escasez, miseria y derrota, No tienen parte, ni suerte con tus hijos, porque EL ORO Y LA PLATA SON TUYOS. En esta hora le arrebato el botín al tirano, al enemigo que ha venido a robar y apropiarse de las finanzas de tus hijos, en el nombre de Jesucristo le ordenamos que devuelva todo lo que ha robado, porque ciertamente, con toda seguridad, sin duda alguna y con toda certeza: El botín le será arrebatado al tirano, y el cautivo será rescatado. Isaías 49:25. Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos. Restituye a tus hijos siete veces lo que el enemigo ha robado por el poder de tu palabra como dice en Proverbios 6:31 Pero si es sorprendido, pagará siete veces; Entregará todo el haber de su casa. Te bendigo para que comas tu pan con gozo, y tomes de la dulce miel con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Dios. El Dios eterno te permita gozar de tu hermosa familia, del hombre o la mujer a quien amas, todos los días de tu vida y de tu leve caminar ya que te son dados para que los disfrutes; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo por el cual te afanas debajo del sol. Toda cosa buena, gloriosa, de gran valor y que te ayudan a tu formación, hazlo según tus fuerzas; porque cuando tus ojos se cierren y llegues al último camino de tu vida, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría. Pido a Dios que te permita mirar debajo del sol, para que entiendas que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos. Dios te visite de manera sobrenatural con nuevas fuerzas, para que soportes con honor y altura el día malo cuando de repente como los peces que son presos en la mala red, y como las aves que se enredan en lazo, así son enlazados los hijos de los hombres en el tiempo malo, cuando cae de repente sobre ellos, pido a Dios que te socorra e implante en ti las estrategia de Job usó en el día malo y resistió todo ese mal que llegó a su tienda. Hermano querido, que tengas un buen día. En el nombre de Jesús. Amen y Amen

Leer Más...

 
© 2009 | Sermones | Por Templates para Você